El cardenal Prosper Grech, OSA, ha fallecido hoy, 30 de diciembre, en Roma a los 94 años de edad.

Comparte

Teólogo conocido internacionalmente, de él Papa Francisco destacó, en su discurso a los profesores y alumnos del Instituto Patrístico “Agustinianum” el 16 de febrero de 2019, la sencillez de sus homilías: “Los sabios – había dicho el Pontífice – cuando llegan a esa edad, se vuelven de una sencillez grandiosa, que hace tanto bien”.

El cardenal Grech nacíó el 25 de diciembre de 1925 en Birgu (Malta).

Ingresó en la Orden de San Agustín en 1943 y asistió a los cursos de filosofía en la Escuela de Teología de Rabat durante dos años. En 1946 los superiores lo enviaron al Colegio Internacional Santa Mónica, de Roma, para continuar sus estudios.

Fue ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1950 en la Basílica de San Juan de Letrán. Se doctoró en teología en la Pontificia Universidad Gregoriana y se licenció en Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico.

Fue profesor de teología en centros de estudios agustinos de su país. En 1965 fue llamado a presidir el Instituto Teológico Agustiniano de Roma. El 14 de febrero de 1969, junto al entonces General de la Orden de San Agustín, P. Agostino Trapè, fundó el Instituto Patrístico Agustinianum, en Roma, del que a partir de 1971 fue nombrado primer decano, cargo que desempeñó hasta 1979. En 1970 fue invitado a enseñar hermenéutica en el Pontificio Instituto Bíblico, donde permaneció hasta 2002. De 1971 a 1989 fue también profesor de teología bíblica en la Pontificia Universidad Lateranense.

En 1984 fue nombrado consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En 2003 fue nombrado también miembro de la Pontificia Academia Teológica y en 2004 de la Pontificia Comisión Bíblica.

Es autor de numerosos libros y artículos en revistas científicas.

Fue creado Cardenal por Benedicto XVI en el Consistorio del 18 de febrero de 2012, de la Diaconía de Santa María Goretti.