ACTUALIDAD

La Orden de San Agustín acoge a siete nuevos hermanos

Las celebraciones han sido el 27 de junio, en Valladolid, y el 17 de julio, en el Monasterio de El Escorial.

Comparte

La profesión solemne de un nuevo miembro de la Orden de San Agustín constituye un momento de mucha alegría. En los últimos días, siete jóvenes de distintos países, han dado este paso decisivo en la historia de su vocación. Con los votos solemnes, los nuevos hermanos hacen un compromiso público de seguir a Jesucristo, en la Orden de San Agustín, por toda la vida, como respuesta aún “don y llamada del Espíritu”.

El 27 de junio, en la Parroquia San Agustín de Valladolid, atendida por los agustinos, celebraban su profesión solemne Fr. Cedric Barroquillo, OSA (Vicariato de Oriente), Fr. Aidan Kalinga, OSA (Delegacion de Tanzania), Fr. Onesmo Masabo, OSA (Delegacion de Tanzania), Fr. Charles Chukwuebuka Ugonwafor, OSA (Provincia de Nigeria). Y el 17 de julio, en la Real Basílica de San Lorenzo de El Escorial, los frailes panameños Fr. Benancio Abel Ortega, Fr. Andrés E. Ampudia y Fr. José Domingo Valdés.

Los Agustinos Celebran Profesiones Solemnes en Valladolid y El Escorial

Ambas celebraciones las presidió el Prior Provincial de la nueva Provincia de San Juan de Sahagún de España, P. Domingo Amigo, OSA, que en sus homilías recordó que el discípulo debe centrarse en seguir a Jesucristo.

También hizo alusión a la constitución del Concilio Vaticano II, Lumen Gentium, que explica cómo la vida religiosa es una invitación a profundizar en la consagración bautismal.

E invitó a los profesos a vivir plenamente los consejos evangélicos, con el talante agustiniano e animó a los jóvenes a entender la vida religiosa agustiniana como la búsqueda de Dios en comunidad, algo íntimamente unido al cultivo de la interioridad.

“La vida religiosa en la orden de San Agustín es vivir en comunión de vida en una sola alma y un solo corazón orientados hacia Dios, algo que solo es posible cuando es Cristo quien habita el centro de nuestras vidas “, dijo el P. Amigo: “Ante todo, que habitéis unánimes en la casa y tengáis una sola alma y un solo corazón en camino a Dios; todo ello con la humildad y sencillez con la que los pequeños del reino han descubierto en Jesucristo”.

En Valladolid, finalizada la celebración, y representado a sus hermanos y compañeros, Fr. Aidan Kalinga, OSA dio las gracias a Dios por la profesión de los cuatro jóvenes y a todos los presentes por acompañarles en un momento tan importante, recordando a los familiares y amigos ausentes de cada uno. Ya en San Lorenzo de El Escorial, fue Fr. José Domingo Valdés quien hizo lo mismo.
Finalizada la celebración, los presentes tuvieron la oportunidad de felicitar a los neo-profesos y de compartir entre todos unos momentos fraternos.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter