ACTUALIDAD

P. Miguel Ángel Orcasitas, OSA, historia de una vocación

Con motivo de la Semana Agustiniana que celebramos en torno al 13 de noviembre, día del nacimiento de San Agustín, la Comisión de Vocaciones, en colaboración con la Oficina de Comunicación de la Provincia de San Juan de Sahagún de España, han elaborado una serie de materiales que ayuden a profundizar en la dimensión vocacional de la vida y a conocer mejor la historia de la Orden de San Agustín.

Comparte

Uno de estos materiales son varios vídeos testimoniales del P. Miguel Ángel Orcasitas, Prior Genera de la Orden de San Agustín entre los años 1989 y 2001.

Con motivo de la Semana Agustiniana, se han elaborado materiales sobre para profundizar en la vocación y en el carisma agustiniano.

“Recuerdo con precisión el momento en el que sentí el deseo de ser sacerdote y religioso agustino -cuenta-. Yo era alumno de un colegio agustino. En una clase de Religión el profesor hablaba de su vocación como misionero en Brasil. Mientras escuchaba sentí un estímulo enorme por el tipo de vida que nos retrataba. Al final de la clase el profesor nos interpeló diciendo que quizás alguno de nosotros deseara esa vida, y yo sentí que me dirigía la pregunta a mí personalmente y pensé ‘¿por qué no yo?’”.

En esta clase y después, en una larga conversación con su profesor, se fraguó su deseo de servir a la Iglesia e ingresar en el Seminario.

El P. Miguel Ángel explica en el vídeo que el proceso de maduración de una vocación es largo y expresa su agradecimiento a todas las personas que le han ayudado: “En ese proceso he tenido la suerte de encontrar formadores que me han ayudado a realizar ese discernimiento y fortalecimiento de la propia convicción. Concluido el período formativo, en el ministerio y en la vida comunitaria también he encontrado hermanos que han sido gran apoyo tanto en mi realización personal como en las tareas de gobierno”.

“Siempre he contado con colaboradores de gran fidelidad -afirma-. Sin ellos mi tarea habría sido imposible. Y lo mismo digo del mundo de los laicos. He conocido personas ejemplares que me han ayudado a fortalecer mi dimensión religiosa y mi deseo de servir a la Iglesia y a la sociedad”.

En la vida sucede muchas veces que el hombre propone y Dios dispone. Las cosas, a menudo, no son como planificamos. Y eso mismo le ha ocurrido al P. Miguel Ángel Orcasitas, que durante sus años de formación se imaginaba como misionero o desarrollando tareas relacionadas con el mundo de la cultura, pero no desempeñando tareas de gobierno: “Me costó mucho asumir las tareas de gobierno, porque me producía mucha resistencia interior, pero al final comprendí que mi voto de obediencia pasaba por aceptar lo que mis hermanos me estaban pidiendo”.

“Por otra parte -cuenta-, eso me dio la posibilidad de conocer todas nuestras misiones y proyectos. Esto es quizás lo más gratificante de mi período como Prior General”.

El P. Miguel Ángel Orcasitas, además de ocupar el cargo de Prior General de la Orden de San Agustín, ha sido Prior en diversas comunidades, profesor de Historia en centros eclesiásticos, conferenciante, escritor, miembro del equipo de formación de los seminaristas agustinos y, desde hace unos años, ocupa el cargo de Comendador de la Orden de los Jerónimos por encargo de la Santa Sede.

Su vida ha estado, y sigue estando, al servicio de la Orden y de la Iglesia allí donde se le necesite. Un religioso agustino en el sentido pleno de la palabra: hombre de fe, de comunidad y de entrega por el Reino de Dios.

Suscríbete a nuestra Newsletter