ACTUALIDAD

7 jóvenes del Programa Aula Abierta Catalejo, de la Fundación REDA, aprueban el acceso a FP de Grado Medio

Todos los años, por estas fechas, jóvenes que llevaban un tiempo fuera del sistema educativo, se presentan a las pruebas de acceso a estudios de FP de Grado Medio. Unas pruebas para cuya preparación existe muy poco apoyo público. Conscientes de esa necesidad, la Fundación Reda, a través del Programa Aula Abierta Catalejo, acompaña a los chicos y chicas que desean retomar los estudios.

Comparte

“En ‘Aula Abierta Catalejo’ es muy emocionante ser testigos del fruto del esfuerzo realizado. ¡Gracias al equipo educativo, a los voluntarios y a quienes sostienen el proyecto para que podamos seguir realizando esta maravillosa labor. ¡Enhorabuena “graduados!”. Con estas palabras felicitaba en sus redes sociales la Fundación REDA a los jóvenes que podrán continuar sus estudios, a partir del mes de septiembre.

La Fundación Reda celebra el aprobado en el acceso a FP de Grado Medio de los jóvenes del Programa Aula Abierta Catalejo.

Aula Abierta Catalejo

“Aula Abierta Catalejo” es uno de los programas que desarrolla la Fundación REDA (Red Agustiniana para la Educación y el Desarrollo) con población vulnerable, en los municipios madrileños de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, y del que se benefician 600 personas.

Entre los fines estatutarios de REDA está el de “promover y desarrollar proyectos que favorezcan la mejora de las condiciones de vida de las personas favoreciendo su implicación en el propio desarrollo y promoviendo su autoestima y dignidad personal”.

Bajo este propósito se enmarca el “Aula Abierta Catalejo”, un proyecto de intervención socioeducativa que nació hace seis años y que incide sobre tres grupos de personas con realidades diferentes. Por una parte, adolescentes que han sido expulsados de los institutos; por otra, jóvenes sin estudios, ni trabajo y, por último, personas adultas en situación de desempleo.

Acompañar a los adolescentes, el gran reto

Marga Sánchez, Coordinadora de REDA, explica que el programa “Aula Abierta Catalejo” responde a una necesidad para la que no existen muchos recursos públicos, como es la atención de adolescentes que han sido expulsados del instituto. Detectar esta necesidad social está en el origen de la fundación, que en estos años ha atendido a más de 450 jóvenes con este perfil.

Algunos de estos adolescentes deciden retomar los estudios un tiempo después, con la dificultad que esto supone, porque no existen centros que les ayuden a preparar las pruebas de acceso a ciclos de Formación Profesional de Grado Medio. Pero este es también uno de los servicios que se prestan en los locales de REDA. Marga cuenta que cada año aumentan el porcentaje de aprobados en las pruebas de acceso: “El curso pasado llegamos al 100%. Además, más del 70% de los adultos que contactaron con nosotros ha conseguido un empleo. Aunque algunos de esos trabajos fueron temporales, nos parece que fue positivo y motivador para muchas de estas personas, ya que llevaban mucho tiempo sin, ni siquiera, ser convocados a una entrevista de empleo”.

Otro aspecto que define la manera de trabajar en REDA es la atención personalizada y la búsqueda de itinerarios de trabajo que se adecuen a cada una de las personas, para responder así mejor a las necesidades personales y lograr que cada uno desarrolle al máximo sus capacidades.

El programa “Aula Abierta Catalejo” es posible gracias al trabajo en equipo de las dos educadoras sociales, el equipo de voluntarios y los estudiantes en prácticas (en torno a diez a lo largo del curso). Económicamente se sostiene gracias al apoyo de la Orden de San Agustín y, en menor medida, a las subvenciones y a una pequeña aportación que hacen los usuarios.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter