ACTUALIDAD

Se abre en la Diócesis de Chosica (Perú), el proceso de beatificación del P. Riverito, OSA.

En la fiesta del Día de Todos los Santos, que celebra la Iglesia el 1 de noviembre, recordamos en esta ocasión al P. Serapio Rivero, conocido como P. Riverito. El año 2002, en su funeral, la gente lo proclama santo. Ahora, veinte años después, se abre en la Diócesis de Chosica, el proceso para su beatificación.

Comparte

El P. Riverito, sacerdote agustino español, es la primera persona a la que se le abre el proceso de beatificación en la Diócesis de Chosica. Dicho territorio eclesiástico es erigido en Perú a mediados de los años 90 del siglo pasado.

El 20 de octubre ha tenido lugar, en la diócesis de Chosica (Perú), la solemne apertura del proceso de beatificación del P. Riverito, OSA.

Algunos datos del P. Riverito

Nace el 14 de noviembre de 1917 en el pueblo de Bercianos del Real Camino (León-España), y fallece el 24 de noviembre de 2002 en la ciudad de Chosica (Perú). A la edad de 23 años, en 1940, emite los Votos Solemnes en la Orden de San Agustín, en el Monasterio de El Escorial (Madrid). Dos años más tarde, en 1942, es ordenado sacerdote en el Seminario Conciliar de Madrid.

Al pertenecer a la Provincia Agustiniana del Santísimo Nombre de Jesús de Filipinas, que es eminentemente misionera, su primer y único destino es Perú. Allí llega en el año 1943 y, en 1944, es enviado a Chosica, único lugar donde va a residir hasta que la enfermedad le lleva a Lima.

En Chosica, el P. Riverito tiene dos apostolados fundamentalmente: la docencia en el Colegio Agustino de Santa Rosa y las pastoral en las parroquias que tienen encomendadas los agustinos. En ambas actividades destaca por su vida sencilla y santa.

Apertura de la Causa de Beatificación

El 20 de octubre, en la ciudad de Chosica, que da nombre a la diócesis, a unos 45 Km de Lima, tiene lugar la apertura de la causa de beatificación. El templo de la parroquia de Santo Toribio, regentada por los PP. Agustinos de la Provincia Ntra. Sra. de Gracia de Perú, es el escenario de dicho acontecimiento. Y, presentes en el mismo, además de autoridades civiles y eclesiásticas, están religiosos agustinos, sacerdotes diocesanos, amigos, conocidos, familiares del P. Riverito.

En un primer momento tiene lugar la celebración de la Eucaristía, presidida por Mons. Norberto Strotmann, obispo de Chosica. En la homilía, Mons. Norberto subraya la actitud de servicio, sencillez y humildad del Siervo de Dios, P. Riverito, que tenía un corazón lleno de bondad y cercanía.

Un vez concluida la celebración litúrgica, se lleva a cabo la instalación del Tribunal nombrado para llevar adelante la Causa de beatificación. Todos los miembros que lo forman hacen el juramento de cumplir con su obligación y guardar secreto de las investigaciones y deliberaciones que realicen.

La segunda sesión de la Causa está prevista para el 26 de noviembre. El Tribunal comenzará a citar a los casi ochenta testigos, uno por uno, que deberán declarar con verdad, bajo juramento, cuanto les pregunten sobre la vida y virtudes del P. Serapio Rivero Nicolás, OSA. El Tribunal dará su parecer, lo enviarán todo a Roma y, finalmente, será el Papa quien decidirá  sobre el reconocimiento de su santidad.

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter