ACTUALIDAD

Asociación ``Amigos del Monasterio de Santa María de La Vid``

A orillas del río Duero y a dieciocho kilómetros de Aranda (Burgos), se levanta el Monasterio de Santa María de la Vid. Fundado alrededor de 1160, contó desde sus inicios con la protección de los reyes españoles Alfonso VII, Alfonso VIII y sus sucesores.

Comparte

La desamortización de 1835 puso punto final a la presencia premonstratense y se abrió un espacio al abandono, el espolio y la desaparición de numerosas obras de arte. Pasados unos treinta años, el conjunto monumental fue adquirido por la Orden de San Agustín, que lo destinó a casa de estudios y formación de sus religiosos. Desde entonces, los agustinos habitan y custodian este singular monasterio, que tiene como gran joya la imagen sedente de Santa María de la Vid. El historiador Juan de Contreras y López de Ayala, Marqués de Lozoya, llamó a la Señora de la Vid, “la Virgen más bella de las Españas”.

Recordamos cuál es el origen y la historia de la Asociación "Amigos del Monasterio de Santa María de La Vid".

El origen

En marzo de 1990, un grupo de antiguos alumnos agustinianos pertenecientes a los matrimonios de los Equipos de Nuestra Señora, secundando la invitación del P. José Salvador Roldán, se reunieron en el Monasterio de La Vid (Burgos) y allí nació la idea de crear una Asociación de amigos del Monasterio.

El propósito de la asociación sería fomentar en sus miembros el conocimiento y la experiencia de la espiritualidad agustiniana, y colaborar con la comunidad religiosa en el mantenimiento del monasterio. Los pasos siguientes fueron difundir la iniciativa entre los padres de familia de los colegios San Agustín y Nuestra Señora del Buen Consejo de Madrid, la fraternidad agustiniana de la Parroquia San Manuel y San Benito, situada en la madrileña calle de Alcalá y a los antiguos alumnos de los colegios de agustinos.

El 5 de febrero de 1994 se constituyó una Junta gestora que nombró presidente de honor al entonces Prior del Monasterio, el P. Mariano Moreno García, nombrado el día 17 de noviembre de 2007 obispo prelado de Cafayate (Argentina), por el papa Benedicto XVI. Seguidamente, se procedió a la elección de la Junta directiva, la aprobación de los Estatutos que, posteriormente, se presentaron para su confirmación en el Registro civil de Burgos…etc. La asociación “Amigos del Monasterio de santa María de la Vid” fue aprobada con fecha de 29 de marzo de 1994.

Una asociación con mucha vida

Han pasado veintiocho años desde su fundación jurídica. La asociación tiene su emblema que es una medalla con la imagen de La Virgen de La Vid en una cara y, en la otra, el escudo del monasterio. D. Ricardo López Pérez, D. Enrique Fernández, Dña. Pilar San Román de Pina y, actualmente, D. Eduardo Ignacio Cruces Abía, han llevado, sucesivamente, el timón de la presidencia desde su momento fundacional. En los últimos años, se viene publicando, periódicamente, un Boletín que recoge el pulso y la historia de esta encomiable institución.

Agrupa a unos quinientos miembros, vinculados al monasterio como bienhechores. Cada curso, desarrollan un programa que incluye visitas culturales, conferencias, ejercicios espirituales en Cuaresma, las llamadas Jornadas vitenses, el primer sábado de junio la Marcha mariana, el 28 de agosto la solemnidad de san Agustín, el último fin de septiembre la Asamblea de la asociación…etc. El actual Consiliario es el agustino P. Agustín Alcalde, Prior del Monasterio.

El río Duero cruza el paisaje modesto de Castilla y León. La monotonía austera de la campiña se rompe ante la mole del Monasterio de Nuestra Señora de la Vid y la espadaña esbelta de su iglesia. Al cruzar la entrada, se respira una íntima calma, una paz remansada desde siglos, un baño de silencio. Páramos del Cid, de gregoriano en Silos y de la villa de Numancia con piedras casi sagradas que les han puesto voz los arqueólogos. Tierras que Miguel de Unamuno llamaría “romanizadas y romanceadas”.

El Monasterio de Nuestra Señora de la Vid y su hospedería – a noventa minutos de Madrid – ofrecen silencio creador y recreador, soledad interior, clima de oración, la belleza del arte, el gozo de la búsqueda y del encuentro, el rostro hermoso y sereno de la Señora de la Vid que tiene mirada maternal, la salmodia de Laudes y de Vísperas o la Eucaristía con la comunidad de agustinos.

Dos direcciones para anotar en la agenda:

  • comunidad@monasteriodelavid.org
  • amigosmonasteriodelavid@gmail.com

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter