ACTUALIDAD

Avanza la causa de canonización del Siervo de Dios P. Moisés González Crespo, OSA

El P. Moisés González, misionero en Tolé, Panamá, murió el 18 de diciembre de 1980, cuando iba a asistir a una comunidad indígena. Era muy querido por la comunidad indígena y los campesinos que le conocían, que han mantenido una gran devoción por este religioso agustino español.

Comparte

El proceso diocesano de la causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios P. Moisés González Crespo, OSA, ha recibido el decreto de validez jurídica de la Congregación de las Causas de los Santos.

El religioso agustino, P. Moisés González, OSA, fue misionero en Tolé, Panamá, donde murió en 1980, cuando iba a asistir a una comunidad indígena.

Esto quiere decir que se ha dado el visto bueno a la labor realizada durante la fase diocesana de la investigación, tanto a nivel jurídico como canónico y que la postulación ha hecho bien su trabajo en la recopilación de las pruebas sobre la vida, las virtudes y la fama de santidad de P. Moisés. El P. Moisés fue misionero en Tolé, Panamá, donde murió cuando iba a asistir a una comunidad indígena. Su causa de canonización se abrió en Tolé, presidida por el cardenal José Luis Lacunza, OAR. Ahora la Congregación de los Santos ha validado ese proceso. Un paso importante en el camino hacia el reconocimiento como santo.

El P. Moisés murió, arrastrado por los aguas del río Tabasará el 18 de diciembre de 1980, cuando iba a atender a las comunidades indígenas en las alturas de Llano Ñopo. Su memoria sigue viva en todos aquellos que le conocieron y trataron, de manera especial en los pueblos que fueron destinatarios de su entrega y su servicio incondicional.

Un carácter excepcional

Fue una persona dotada de extraordinarias cualidades. El P. Miguel Ángel Orcasitas, OSA, destaca “su simpatía, su sonrisa, así como su capacidad para inculturarse con el pueblo al que servía”.

“Era uno más entre ellos -explica el P. Miguel A. Orcasitas-. Se adaptaba de forma espontánea. Comía y vivía como ellos, y se desvivió en el servicio a la gente, en una lucha inacabable por defender los derechos de los indígenas, promoviendo entre ellos medios de dignidad y desarrollo“. Recuerda el P. Miguel Ángel que era una persona que leía mucho la Biblia y con una gran vida de oración.

La misión agustina de Tolé

La Misión de Tolé está situada en el distrito del mismo nombre, el más oriental de los doce que componen la provincia de Chiriquí (Panamá). El distrito abarca un territorio de 1.319 km2 y tiene una población de 42.000 habitantes, de los cuales las dos terceras partes son indígenas gnöbe (guaymíes) y mestizos.

La mayoría de esta población vive dispersa en pequeños asentamientos, a los que sólo es posible llegar a pie o a caballo, atravesando ríos o quebradas, por senderos empinados de montaña, y gran parte del año difícilmente transitables.

A finales de 1968 tres obispos, entre cuyas diócesis se repartía una extensa región habitada por indígenas guaymíes-gnöbe y campesinos, ofrecieron a los agustinos de Panamá la posibilidad de hacerse cargo de una parte de la citada región. El 8 de febrero de 1970, el P. Julio de la Calle tomaba posesión de la “Parroquia de San José de Tolé”, de la misión; el 15 de octubre de ese mismo año se incorporaba el P. Francisco Galende y un año más tarde llegaba el tercer miembro del equipo, el P. Francisco Iturbe.

La misión tiene su sede principal en el Centro Misionero “Jesús Obrero” (CMJO), situado en Tolé. Dependiente de él existe un subcentro misional en Llano Ñopo, en el corazón de la reserva indígena, a unas ocho horas a caballo (unos 30 Km) del Centro Misional.

El Puente P. Moisés

El Río Tabasará es un río con una crecida peligrosa. Tras la muerte del P. Moisés se construyeron varios puentes. Uno de ellos, el que puede verse en la galería fotográfica, lleva el nombre de “Puente Padre Moisés”.

El Proceso de beatificación se inició en el año 2015 y acaba de terminar la fase diocesana, cuya investigación está plasmada en ocho volúmenes, que recogen multitud de testimonios de las personas que le conocieron.

Suscríbete a nuestra Newsletter