ACTUALIDAD

``Caminando juntos``, lema con el que la Iglesia celebra el 2 de febrero la Jornada de la Vida Consagrada

Coincidiendo con la fiesta de la Presentación del Señor, cada 2 de febrero la Iglesia celebra la Jornada de la Vida Consagrada.

Comparte

Este año el lema tiene un acento sinodal. Con él, desde CONFER y la Conferencia Episcopal Española (CEE) se invita a todos los religiosos y religiosas a caminar a partir de la consagración, la escucha, la comunión y la misión.

Con distintos carismas, la vida religiosa nace y se desarrolla en el corazón mismo de la Iglesia, en los ámbitos cultural, educativo, sanitario, caritativo, evangelizador, misionero, etc…, y siempre desde su ser y actuar profético, que se manifiesta en el anuncio del evangelio, la denuncia de las injusticias y el consuelo de los que sufren.

Cada 2 de febrero la Iglesia celebra la Jornada de la Vida Consagrada, este año con el lema "Caminando juntos".

En la Conferencia de Religiosos de España (CONFER) están adscritos 411 institutos religiosos (302 congregaciones femeninas y 109 masculinas) con un total de 4.641 comunidades religiosas (3.322 femeninas y 1.319 masculinas) que agrupan a 28.323 religiosas y 8.963 religiosos. Su presencia en campos como la educación, la sanidad y la asistencia social a los más necesitados resulta esencial para nuestro país. También en este apartado nos encontramos con la vida contemplativa, que en España se hace especialmente presente a través de 751 monasterios, a los que pertenecen un total de 8.739 monjas y monjes de clausura. Pero ellos celebran su fiesta especial para el día de la fiesta de la Santísimo Trinidad.

En estos momentos, la nueva Provincia agustina de San Juan de Sahagún está formada por 610 religiosos de Votos Solmenes, 50 de Votos Temporales distribuidos en 87 comunidades en los países de España, Portugal, EEUU, República Dominicana, Cuba, Panamá, Puerto Rico, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Venezuela, Iquitos (Perú), Argentina, Tanzania e India. Su trabajo apostólico se realiza en colegios, parroquias, residencias universitarias, centros de estudios superiores civiles y eclesiásticos, museos, medios de comunicación y misiones

Uno de estos religiosos agustino es Mons. Manuel Herrero, Obispo de Palencia, quien señala que desde que fue nombrado obispo no ha dejado aspectos propios de la vida religiosa agustiniana como celebrar, siempre que puede, siguiendo la liturgia de la Orden de San Agustín. También procura comer, cuando las circunstancias se lo permiten, con la comunidad de agustinos de Palencia o Salamanca, dedicando un tiempo a visitar a los enfermos que residen en esta última.

Mons. Manuel Herrero acaba de presentar su renuncia, por razones de edad, al Papa Francisco y, aunque aún no sabe dónde vivirá cuando sea nombre al nuevo obispo de la diócesis, sí ha indicado que le gustaría volver a vivir en una comunidad agustina, a ser posible cerca de su familia.

El cardenal João Braz de Aviz, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, con ocasión de esta Jornada, insiste en la importancia de la sinodalidad en las comunidades religiosas porque “no podemos llamarnos comunidad vocacional, y menos aún comunidad de vida, si alguien no participa. La invitación es a entrar en el “camino” de toda la Iglesia en sinodalidad, con la riqueza de nuestros carismas y nuestras vidas, sin ocultar las dificultades y las heridas”.

 

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter