ACTUALIDAD

Casas de Formación de la Provincia: Delegación de Cuba

Acabamos de celebrar la Conversión de San Agustín. La conversión es el encuentro con Dios y las consecuencias que ello tiene en la vida de las personas. Se podría decir que conversión y vocación o misión, son dos caras de la misma moneda. Por eso, queremos fijarnos en el trabajo vocacional que, orientado hacia la vida religiosa, desarrolla la Provincia de San Juan de Sahagún en las casas de formación que tiene en Europa, América, Asia y África.

Comparte

Desde el año 2006, que fue el año en el que los agustinos volvieron a Cuba, la formación de los jóvenes ha ido variando en lo que se refiere a las casas dedicadas a la preparación de quienes han mostrado inquietud vocacional. De las tres comunidades en la Isla ninguna de ellas se ha centrado exclusivamente en esta tarea,  sino que los hermanos que han desarrollado su responsabilidad como formadores lo han hecho simultáneamente con el desempeño de su labor misional.

Las características de la Iglesia Católica en este país hacen que la etapa del aspirantado sea sumamente importante. Son muchos los jóvenes que al conocer la figura de San Agustín, su espiritualidad, la vida comunitaria o de misión, se ponen en contacto con los religiosos agustinos. Muchos de ellos muestran una inquietud muy intensa de encontrarse con el Señor y dedicar su vida a Él, originada a menudo en etapas muy tempranas de una incipiente fe cristiana. A veces son personas de cierta edad, no proceden de nuestros entornos agustinianos sino de familias donde el ateísmo o el sincretismo están muy acentuados. Somos muy conscientes de que se necesita tiempo para madurar el proceso en el que la vocación de Dios se va clarificando. Por ello, acompañarles en el discernimiento y la maduración de su fe es tarea prioritaria y previa a una toma de decisión de optar por la vida consagrada a Cristo como religioso agustino. Las tres comunidades agustinas presentes en Cuba, llevan un primer acompañamiento largo y gradual de cada uno de los candidatos, actualmente hay cuatro jóvenes en Puerto Padre, cinco en La Habana y uno en Chambas.

Si con el tiempo esa vocación va clarificándose a través del conocimiento mutuo, los jóvenes pasan al prenoviciado. Actualmente esta etapa formativa se realiza en la Isla, haciéndola coincidir con los primeros estudios de Filosofía en los Centros de estudios de la Iglesia que radican en La Habana. Posteriormente, se plantea el noviciado con otros jóvenes en Panamá antes de iniciar su vida como jóvenes profesos. Para su etapa de formación se considera esencial aunar una seria formación espiritual y pastoral agustiniana en alguna de las casas de la Orden con la seriedad y profundidad de los estudios. Actualmente hay un joven religioso profeso en la Casa de Formación del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial de Madrid (España).

La situación de crisis social y económica en la que se encuentra el país hace sumamente difícil dar continuidad a las actividades formativas. A pesar de las complicaciones, los agustinos presentes en Cuba siguen confiando, alentando y acompañando las vocaciones.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter