ACTUALIDAD

Comienza su andadura la nueva Residencia de Atención Especial, de Madrid

Desde el 1 de octubre, la Residencia P. Tomás Cámara, de Madrid, que anteriormente fue la Casa Provincial de la Provincia Matritense, alberga la nueva Residencia de Atención Especial de la Provincia de San Juan de Sahagún, en la que hay capacidad para dieciséis hermanos dependientes.

Comparte

Actualmente viven allí nueve residentes, procedentes principalmente de comunidades de Madrid y de la RAE de Palencia, que están acompañados por los cuatro religiosos agustinos que forman parte de esa comunidad.

La nueva RAE está gestionada por la Fundación San Camilo. Un religioso agustino, Fr. Juan Díaz, es el encargado y mediador entre los hermanos dependientes y los religiosos camilos.

Desde el pasado 1 de octubre la Residencia P. Tomás Cámara alberga la nueva Residencia de Atención Especial de Madrid.

La nueva Residencia de Atención Especial, situada en la calle Islas Hébridas, depende directamente de la Administración Provincial de la Provincia de San Juan de Sahagún.

El equipo humano

Uno de los pilares de un proyecto de estas características es el equipo humano que lo forma.

Aunque la RAE tiene unas características específicas, hay una comunidad formada por cuatro religiosos, que vive atenta a las necesidades de los hermanos que están enfermos. El P. Miguel Ángel Sierra explica que el principal reto es hacerse a la nueva situación: “Nos estamos adaptando porque, hasta ahora, ninguno de los cuatro agustinos habíamos vivido en una comunidad de estas características. Convivir con ellos es una experiencia”.

El P. Miguel Ángel subraya que la RAE no es un ente aparte de la comunidad de religiosos: “Todos los días comemos y rezamos juntos las laudes, intermedia, vísperas y celebramos la Eucaristía antes de cenar. El tiempo de rezar juntos, en el que estamos todos, cada uno esté como esté, es un momento bonito”.

En cuanto a los profesionales contratados, en el caso de la RAE de Madrid hay seis gerocultoras, organizadas en tres turnos de mañana, tarde y noche. Su trabajo consiste en atender las necesidades de higiene, medicación y otros cuidados específicos, teniendo en cuenta el grado de dependencia de cada persona.

Además, hay dos personas en la cocina, otra en la lavandería y una enfermera. En los próximos días se incorpora un médico, que estará todos los días durante varias horas en la casa, para ver in situ las necesidades que tengan los religiosos, sin tener que salir de la residencia para ir al centro de salud.

Tanto los trabajadores, como los miembros de la comunidad, destacan las buenas condiciones de la vivienda para una residencia de este tipo, así como el trato familiar que reciben los religiosos mayores, que también pueden recibir visitas cualquier día de la semana, tanto por la mañana, como por la tarde.

Una jornada

En la RAE, los agustinos se levantan entre 7:00 y las 8:00 de la mañana, en función del grado de dependencia que tengan. Después de rezar laudes, desayunan juntos en el comedor y, a continuación, está previsto un tiempo en el gimnasio. Seguidamente pueden estar un rato en la sala de actividades donde juegan al dominó o leen.

A las 13.15 rezan en la capilla la hora intermedia y comen en el refectorio. Después de la comida, hay un rato de descanso, bien en las habitaciones, bien en la sala de la televisión. La merienda es a las cinco y, a continuación, el P. Antonio Iturbe realiza actividades con ellos. Los que quieren, antes de la Eucaristía, tienen tiempo para juegos de mesa o pasear alrededor de la casa, dentro del recinto de la propiedad. Después de cenar, no hay más actividades organizadas.

Las Constituciones de la Orden de San Agustín dicen en el n.121: “El cuidado de los enfermos y ancianos, puesto que en ellos servimos a Cristo, nos exige la máxima solicitud y caridad fraterna. Vigilen, pues, los priores para que se les procure con benignidad todo lo necesario, tanto en el orden espiritual como en el material. Por tanto, para atender a los enfermos y ancianos, utilice cada Circunscripción, según sus posibilidades, los medios de previsión y asistencia social”.

Teniendo en cuenta lo dicho, la Provincia de San Juan de Sahagún tiene en España cuatro Residencia de Atención Especial, una en Valladolid, otra en León, la de Salamanca y la que se acaba de abrir en Madrid. Con el tiempo está previsto que solo queden las tres últimas.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter