ACTUALIDAD

Dos bienhechores laicos afiliados a la Orden de San Agustín en Madrid

El 13 de noviembre es el cumpleaños de San Agustín. En dicha fecha, del año 354, nace en Tagaste (Argelia) el que será Obispo, Doctor y Santo de la Iglesia. De su vida y escritos surge una espiritualidad basada en el encuentro con Dios, la vida comunitaria y la misión apostólica, que perdura hasta nuestros días. Es la Familia Agustiniana a la que pertenecen los laicos afiliados.

Comparte

Tres son las ramas principales que forman la Familia Agustiniana. Por una parte, la integrada por los religiosos, por otra, la que forman las monjas agustinas de vida contemplativa y, finalmente, los integrantes de las Fraternidades Agustinianas Laicales.

El matrimonio formado por D. Javier de Lucas y Dña. Esperanza Sánchez ha sido afiliado a la Orden de San Agustín por el Prior General.

Junto a ellos se encuentran los Instituto Religiosos que aceptan la Regla de San Agustín, otros grupos agustinianos y los afiliados a la Orden.

Este es el caso del matrimonio integrado por D. Javier de Lucas y Dña. Esperanza Sánchez, que han sido afiliados a la Orden de San Agustín por el Prior General. Para ello, habían sido presentados por la comunidad agustina que vive en la calle Columela, sede provincial de la Provincia de San Juan de Sahagún.

En una reunión, que se llama capítulo local, los religiosos que integran la comunidad decidieron que el citado matrimonio merecía formar parte, de una manera oficial, de la Familia Agustiniana, en base al bien que estaban haciendo a la Orden de San Agustín. Un bien que ya realizaban con la antigua Provincia Agustina de Castilla y que, ahora, seguían haciendo con la Provincia de San Juan de Sahagún.

D. Javier es Notario de profesión y ha estado asesorando y ayudando, desde hace muchos años, en los trámites que requieren su especialidad profesional. Todo ello de forma desinteresada y con disponibilidad total. A esto, hay que sumarle que, como matrimonio, manifiestan una fe profunda y comprometida, sintiéndose muy cercanos de los agustinos, con los que hay un trato de auténtica familiaridad.

Afiliación a la Orden de San Agustín

Según señalan las Constituciones de la Orden, se otorga la afiliación a los fieles que merecen un reconocimiento por su meritoria cooperación al bien de la Orden. En virtud de esta afiliación pertenecen a la Familia Agustiniana y participan de todos los bienes espirituales de la Orden.

El Prior General, a petición de una comunidad, hace un decreto de afiliación y les entrega un diploma que los acredita como tales. En casi todas las partes del mundo donde está presente la Orden de San Agustín, hay laicos afiliados a la Familia Agustiniana.

Todos los que forman parte de dicha Familia tienen a San Agustín por Padre y, con la ayuda de todos los miembros, se debe promover la unión. Porque es necesario que esta unión de corazones y de almas hacia Dios, prescrita por el mismo Agustín en la Regla, se observe y se acreciente entre sus hijos.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter