ACTUALIDAD

Educación concertada: antes y después de la Ley Celáa

La educación concertada es un tema que en los últimos meses está ocupando muchos titulares en periódicos e informativos. ¿El motivo? Los cambios que plantea la Ley Celáa.

Comparte

La educación concertada es un tema que en los últimos meses está ocupando muchos titulares en periódicos e informativos. ¿El motivo? Las nuevas políticas educativas que plantea el proyecto de ley de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), popularmente conocido como Ley Celáa. Una ley por la que el actual Gobierno propone una reforma educativa que derogaría la LOMCE o Ley Wert, vigente desde 2013.

Como toda reforma educativa por parte de cualquier gobierno, sea del signo que sea, cuenta con defensores y detractores.

La educación concertada es un tema que está ocupando muchos titulares en medios de comunicación. ¿El motivo? Los cambios que plantea la Ley Celáa.

A su favor, quienes defienden que esta reforma contempla una revisión de los conciertos, con el fin último de que a través de los pagos de la Administración se garantice la total gratuidad de la educación, completamente pública.

Por su parte, de forma general, las posiciones en contra valoran esta reforma de ideológica, por restar peso a los centros concertados o a la enseñanza en castellano en aquellas comunidades con lengua cooficial.

 

¿Qué cambios establece la reforma educativa de la Ley Celáa? Educación concertada, lengua vehicular, religión…

 

El proyecto de ley que plantea el Gobierno supone un nuevo modelo que plantea cambios en la política educativa:

CAMBIOS DE LA REFORMA EDUCATIVA DE LA LEY CELÁA

 

Castellano El castellano deja de ser lengua vehicular de la enseñanza, así como lengua oficial del Estado.

Las administraciones autonómicas deberán garantizar el derecho a recibir enseñanzas en castellano y en lenguas cooficiales. El objetivo, lograr un dominio equivalente en ambas lenguas.

 

Lenguas propias en el currículo Los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas fijados por el Ministerio no supondrán más del 50 por ciento de los horarios para las comunidades con lengua propia o cooficial, ni del 60 por ciento para el resto.

 

Educación pública Se establece la educación pública como el eje vertebrador del sistema educativo.

 

Educación concertada Se elimina la denominada ‘demanda social’ para abrir nuevos centros o aumentar plazas en centros concertados. Asimismo, no podrán percibir cuotas de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito, así como tampoco imponer aportaciones a asociaciones o fundaciones.

 

Educación especial Dentro de diez años, los centros educativos ordinarios deberán contar con recursos para atender alumnado con discapacidad.

Las administraciones prestarán apoyo a los centros de Educación Especial para alumnos que requieren atención muy especializada.

 

Religión Se elimina la obligación de cursar una materia alternativa y la nota no contará para procesos de acceso universitario o a becas.

 

Cultura de las religiones En las etapas de Primaria y de Secundaria, se podrá ofertar la enseñanza no confesional de esta materia.

 

Valores cívicos y éticos Serán materia en Primaria y Secundaria, haciendo especial hincapié al respeto de los Derechos Humanos y de la Infancia y a la igualdad. En Secundaria, además, se conocerá el papel social de los impuestos y de la justicia fiscal.

 

Repetir curso Los estudiantes superarán el curso cuando el equipo docente lo considere, así como con una o dos materias suspensas.

Repetir curso será una circunstancia excepcional, y solo podrá darse el caso dos veces como máximo a lo largo de Primaria y Secundaria.

 

Segregación de alumnos por sexo

 

Las escuelas o centros educativos sostenidos total o parcialmente por fondos públicos no separarán al alumnado en función de su sexo.

 

Igualdad de género Se impulsará el incremento de alumnas en las áreas de ciencias, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas. De igual modo, se promoverá la presencia de alumnado masculino en estudios en los que suelen matricularse más las mujeres.

 

Educación afectivo-sexual Se fomentará de manera transversal la educación para la salud, incluida la afectivo-sexual, desde Primaria.

 

Certificación en ESO Los alumnos recibirán una certificación oficial con los años cursados y el nivel de las competencias durante su etapa en ESO.

 

Bachillerato Se podrá completar en tres años. Asimismo, contempla la posibilidad de que el equipo docente decida la obtención del título por el alumno que haya superado todas las materias excepto una.

 

Alumnos sin cualificación Las administraciones podrán organizar programas formativos para mayores de 17 años sin cualificación, de modo que les permitan obtener un título de Formación Profesional o certificación académica.

 

Diversificación curricular Establece la modificación y la adaptación del currículo desde el tercer curso de Secundaria para el alumnado que lo requiera, con el objetivo de que obtenga el título de graduado en ESO.

 

 

Desde los colegios de la Orden de San Agustín entendemos que esta reforma educativa que propone el Gobierno, en general, resta libertad de elección a padres y alumnos a la hora de elegir la educación y el tipo de escuela que quieren para sus hijos y para ellos mismos, respectivamente. Creemos firmemente que la escuela concertada promueve la libertad, la pluralidad y la igualdad.

Muchas son las voces que se han alzado en contra del establecimiento de esta nueva política educativa y desde las escuelas de la Orden de San Agustín nos posicionamos al lado de esas familias que se manifiestan a favor de la educación concertada y con valores religiosos.

¿Por qué defendemos la escuela concertada?

 

“Para aprender, necesitamos ser atraídos por la suavidad de la verdad; para enseñar, necesitamos ser animados por la necesidad de la caridad” (San Agustín, Carta 193,13)

Con esta cita, San Agustín muestra que algo tan natural como puede ser aprender o enseñar tiene un método. O, mejor dicho, varios. El modo de hacer, el ambiente o determinadas rutinas, son las que configuran el estilo de un colegio. De esta manera, los 22.000 niños y jóvenes de los 17 centros escolares agustinos en España de educación concertada, crecen como personas y se forman a todos los niveles, de acuerdo con el estilo propio del colegio agustiniano.

 

La riqueza de la educación concertada

 

En nuestro país, la complementariedad entre la enseñanza pública, privada y la educación concertada es lo que ha permitido, hasta ahora, que los colegios agustinos pongan su granito de arena en el ámbito de la educación con su proyecto educativo.

Con la aprobación de la Ley Celaá, parece que esto será cada vez más complicado. Aunque, la movilización que se ha generado con el impulso de la plataforma “Más Plurales”, es una señal de esperanza y un signo del respaldo social que tiene el modelo de educación concertada.

Escuela concertada y privada suponen un 32% del total de la enseñanza, lo que suma unos 19.092 centros en nuestro país, siendo la escuela concertada, cada vez más, la favorita entre muchas familias. En los últimos 15 años ha ganado una media de 22.407 escolares por curso, según los datos del Ministerio de Educación, un crecimiento significativo si tenemos en cuenta las tendencias demográficas del país, siempre a la baja.

El Consejero de Educación de la Provincia agustina de San Juan de Sahagún de España señala que la entrega del profesorado, el nivel educativo, la oferta de actividades extraescolares, la educación religiosa, la educación en valores y el horizonte de ocio saludable que surge en torno a los centros, son algunas de las razones por las que muchos padres eligen un centro de educación concertada agustino para sus hijos.

 

Proyecto educativo Agustiniano

 

La educación concertada va más allá del logro de unos indicadores externos y pretende la madurez integral de los alumnos en su proceso de personalización. El documento “Proyecto Educativo Institucional Agustinos” insiste en que eso solo será posible con la colaboración de padres y profesores: “fortalecer ambas figuras, poner a su alcance formación y subrayar su condición de piedras angulares del sistema educativo, es lo que identifica el carácter propio de un centro educativo agustiniano”.

La oferta educativa agustina se desarrolla a partir de los siguientes principios:

  • Gratuita en etapas obligatorias.
  • Desempeñada por personas motivadas y testigos de su encuentro con Cristo.
  • En misión compartida con los laicos.
  • Ofreciendo protagonismo a los padres y tutores
  • En ambiente de comunidad escolar animado por el espíritu evangélico.

 

Concepción cristiana del ser humano

 

La pedagogía agustiniana se apoya en una comprensión cristiana del ser humano sabiendo que la educación sobrepasa lo útil o lo formal. En este sentido, acompañar al alumno en la búsqueda del bien y la verdad es uno de los principales objetivos en cualquiera de las actividades que se desarrollan en las aulas o en el patio de un centro agustino.

San Agustín rompió con la tradición de la pedagogía clásica y concedió al alumno el título de protagonista en la educación, con una pedagogía basada en una comprensión cristiana del ser humano. Los alumnos y las familias de los colegios agustinos encuentran a través de las actividades de pastoral de los centros múltiples ocasiones en las que se suscita el encuentro con Dios.

Las clases de religión, los retiros, las convivencias, el rezo en común, las actividades solidarias, la preparación para los sacramentos de la Comunión y la Confirmación, todo ello unido a realidades como los Grupos de Madres Mónica, que surgen en torno a los colegios, favorecen el crecimiento en la fe, no solo de los estudiantes sino también de los padres.

Un profesorado entregado

 

En los últimos años los centros agustinos han demostrado que son capaces de adaptarse a situaciones nuevas y complejas en tiempo récord. Su entrega, su disposición a la formación permanente y su afinidad con el ideario de los colegios es, en opinión del P. Valeriano Aldonza, una de las claves del éxito de los centros.

El pasado 27 de noviembre, con ocasión del Día del Maestro, la Provincia agustina de San Juan de Sahagún de España quiso agradecer con un vídeo la importante labor de desarrollar y recordar cuáles son esos valores que transmiten a diario a los estudiantes:

  • Amistad
  • Búsqueda de la verdad
  • Perdón
  • Educación en la fe
  • Compromiso social
  • Formación
  • Cultivar la interioridad
  • Oración
  • Amor
  • Espíritu misionero
  • Unidad
  • Esperanza
  • Acogida
  • Sentido de comunidad
  • Generosidad

La aportación de San Agustín a la concepción cristiana de la persona es de singular importancia en la historia. Su itinerario intelectual y espiritual ayudó mucho a la Iglesia y a la sociedad de su época y sigue siendo una gran contribución en la sociedad actual. En el ámbito de la educación concertada los colegios agustinos constituyen un referente de calidad no solo por el nivel académico, sino por la educación en valores que reciben los estudiantes.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter