ACTUALIDAD

El arte y la música unidas en las Parroquia San Manuel y San Benito de Madrid

La Parroquia San Manuel y San Benito, situada cerca de la Puerta de Alcalá y separada del parque del Retiro por la calle de Alcalá. Es un lugar único para el encuentro con lo profundo del espíritu humano, a través del arte y la música. Ciento diecisiete años de historia de la ciudad de Madrid, de la vida de los agustinos y de la transmisión de la fe cristiana avalan esta afirmación.

Comparte

El arte y la música en la parroquia san Manuel y san Benito

El 4 de mayo del año 1904 se pone la primera piedra de todo un proyecto que tendría tres componentes: templo para los actos litúrgicos, residencia para la comunidad de los agustinos y escuela gratuita para los hijos de los obreros. Todo ello gracias al matrimonio Don Manuel y Doña Benita, empresarios de ascendencia italiana, nacidos en Barcelona y madrileños de corazón, quienes patrocinaron la Fundación que tenía que llevar a cabo todo el proyecto y al frente del cual iba a estar la Orden de San Agustín.

El templo se abre al público el 1 de enero del año 1911 y las clases se llenan de alumnos el 3 de octubre del mismo año. Uno de los aspectos que más se cuidan es la liturgia, que anima el coro fundado ese mismo año. Así como la utilización del órgano a partir del año 1919.

La guerra civil, de 1936 a 1939, aleja a los agustinos de este espléndido lugar de culto y oración.  A su vuelta, y una vez restaurado lo estropeado, retoman las actividades que venían desarrollando antes de la guerra. En el año 1965, el templo es erigido como parroquia. A partir de ese momento, los agustinos no solo tienen que atender los actos litúrgicos en el templo, sino también la evangelización. Ahora la preparación para los sacramentos, la catequesis de adultos, la atención de Cáritas, la creación de grupos de oración y de fraternidades laicales agustinianas, van a ser sus prioridades.

Un templo de estilo neobizantino

El templo de estilo neobizantino sigue siendo una joya artística admirada, tanto por fuera como por dentro, ya sea por las personas que acuden a las misas, como por todas las que pasan a visitarlo. Su majestuosidad, colorido y fineza de líneas, hace que la mente, el corazón y el espíritu se eleven hacia el cielo. Si a esto le unimos la perfecta acústica que tiene el templo, tanto para la voz humana como para los instrumentos de todo tipo, hacen que sea un lugar ideal para llevar a cabo conciertos de variado tipo que llenen de gozo y espiritualidad a las personas que lo disfrutan.

Gracias a estas cualidades que atesora el templo, el día 4 de diciembre, la “Coral Cum Iubilo”, perteneciente a la Federación Coral de Madrid, ofreció un concierto de villancicos de distintos lugares y autores. El día 10 de diciembre le va a tocar el turno al “Coro Femenino Noialtre”, con el concierto “Videntes stellam Magi”, a las 20:45 horas; y se concluye el día 23 de diciembre con un Concierto de Canto y Órgano, también a las 20:45 horas, con una soprano y un organista.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter