ACTUALIDAD

El Colegio Agustino La Vega, en República Dominicana, amplía sus instalaciones

Gracias a la colaboración de la Asociación de Padres y Amigos del Colegio Agustino La Vega, en la República Dominicana, se ha podido inaugurar una área de juego de la que disfrutarán los niños de la etapa Infantil.

Comparte

Son 120 niños, de entre 2 y 4 años, los que ya juegan a diario en esta nueva zona de la que disfruta el Colegio Agustino de La Vega. Unas instalaciones que se han bendecido recientemente y que se han podido construir gracias al apoyo de la Asociación de Padres y Amigos del colegio.

República Dominicana pertenece al Vicariato de las Antillas, donde la presencia de los agustinos se remonta al s. XVI.

Gracias a la ayuda de la Asociación de Padres del Colegio Agustino La Vega (Rep. Dominicana) se ha podido inaugurar una área de juego.

En estos momentos el Vicariato agustino de las Antillas se circunscribe a la República Dominicana, Puerto Rico y Texas (USA) y cuenta con 30 religiosos que viven en 7 comunidades y que tienen a su cargo 11 parroquias, dos colegios, dos casas para seminaristas agustinos y un centro de espiritualidad y formación agustiniana.

Desde sus inicios, los agustinos no solo se han preocupado de la dimensión espiritual que conlleva la evangelización, sino también de la repercusión que ésta tiene en el resto de los aspectos de la vida. A través de COPADESA (COmité PArroquial de DEsarrollo San Agustín) se trabajan las dimensiones social, económica, sanitaria y educativa de la vida.

El P. Quirilio Matos Batista, OSA, explica que tanto COPADESA como la ONG Villanueva, con sede en el Colegio Santo Tomás de Villanueva de Valencia, tienen un vínculo especial con el Vicariato Antillas y el Colegio de La Vega. Actualmente apoyan la labor educativa a través de becas escolares y con campañas como la de “Ningún niño desnutrido”. Estas iniciativas, con las que están comprometidos varios colegios españoles, cubren las necesidades de material escolar y sanitarias de colectivos que viven en situaciones de mucha precariedad, en la República Dominicana.

Los Agustinos en República Dominicana

Los hermanos Rabanal, Miguel y Félix, llegaron a la República Dominicana entre el 15 y el 20 de septiembre de 1953 y fueron los encargados de detectar, por orden de sus Superiores, los campos de trabajo más apropiados al espíritu de la Orden Agustiniana y el lugar más propicio para que la Provincia de Castilla fijase su residencia. Vistas y sopesadas las necesidades, llegaron a la conclusión de que la mejor manera de ayudar al pueblo dominicano era creando un colegio.

Una vez aprobada su decisión se comienza a pensar en los lugares verdaderamente necesitados de centros educativos. Se piensa en la Capital, en Santiago, pero ya había centros de enseñanza masculinos. En La Vega además de la acogida muy buena por parte del recién nombrado Administrador Apostólico Fr. Leopoldo de Ubrique, capuchino, encontraron la extraordinaria generosidad del matrimonio formado por D. Ramón Hernández y su esposa, Dña. Altagracia López. Ellos donaron a los Padres Agustinos una superficie de terreno de unos cuarenta mil metros cuadrados, en los que posteriormente, se edificó el Colegio Agustiniano y el Salón Cultural.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter