ACTUALIDAD

Presentación del libro ``El P. Cámara, impulsor y mecenas de arte en Salamanca``

La catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Salamanca, Margarita Ruiz Maldonado es la autora del libro, que está prologado por el P. Miguel Ángel Orcasitas, OSA.

Comparte

En la presentación del libro, que fue el pasado 27 de octubre, el P. M. A. Orcasitas señaló: “Este trabajo es fruto de una rigurosa investigación. Hemos esperado con expectación la publicación del libro quienes compartimos admiración por el obispo Cámara. Pone en él de relieve una importante dimensión de la actividad de este obispo, como es su mecenazgo en el cultivo y protección del patrimonio artístico de la incomparable ciudad y diócesis de Salamanca”.

El 27 de octubre se presentó en Salamanca el libro "El P. Cámara, impulsor y mecenas de arte en Salamanca".

La autora del libro recordó la época en la que el religioso agustino Tomás Cámara y Castro fue obispo de Salamanca (desde 1885 hasta su fallecimiento en 1904) y señaló que fue “un privilegio para la ciudad”.

Biografía del P. Tomás Cámara

El P. Tomás Cámara nació en Torrecilla en Cameros, en la Rioja, el 17 de septiembre de 1847. A los 15 años entró en el seminario del colegio agustino de Valladolid, donde profesó en 1863, institución que tenía como finalidad enviar misioneros a Filipinas. De ahí pasó a La Vid en 1866 para concluir su carrera sacerdotal y ser ordenado sacerdote el año 1870.

Un hito trascendental en el colegio que los agustinos tenían en Valladolid fue la reforma de los estudios y formación intelectual de los candidatos. El año 1877 se estableció en el colegio de Valladolid un nuevo Plan de Estudios que alargaba la formación de los estudiantes e introducía materias científicas.  Además, se creará la Revista Agustiniana en 1881, que unos años después se denominó La Ciudad de Dios. El P. Cámara fue su promotor y primer director, y pronto alcanzó un gran prestigio en la labor de mejorar el nivel intelectual de clero en España. El profesor P. Cámara fue uno de los más activos en ese proceso de cambio en el colegio de Valladolid, y con él varios agustinos y profesores se ilusionaron en esa renovación. Santiago Vela califica así al agustino: “El nombre del P. Cámara resume los progresos realizados en una etapa brillante para los agustinos en España, y en la historia general de la Orden ocupará un lugar distinguido por el impulso que imprimió a las fuerzas muertas o atrofiadas que existían en la misma”.

Su pensamiento quedó reflejado desde las páginas de la Revista Agustiniana, que en su puesto de director fue inspirador para un grupo de agustinos que en ella trabajaron. En esta y en otras revistas católicas publicó decenas de artículos de temas muy variados. También escribió una obra sobre la vida y obras del Beato Alonso de Orozco que fue traducida al alemán y otra sobre la vida de San Juan de Sahagún, también traducida al alemán. Promovió la publicación de obras del Beato Alonso de Orozco y de Fr. Luis de León, y otros muchos autores.

En 1883 fue nombrado obispo auxiliar del cardenal de Toledo, pero con residencia en Madrid. Allí se hizo notar por las conferencias cuaresmales que pronunció en la Iglesia de San Ginés y allí conoció al nuncio Rampolla, que había llegado el año anterior y a muchas personalidades que le serán de ayuda más adelante. Al quedar vacante la diócesis de Salamanca fue nombrado obispo de la misma en 1885. En los cerca de 20 años que dirigió la diócesis se implicó en los asuntos que afectaban a los obreros y gente humilde, y construyó escuelas que daban clases nocturnas para alfabetizar a los obreros, lo que le hizo muy popular, y también intervino en el Círculo de Obreros Católicos. En momentos de hambruna y peste se entregó a ayudar a los más necesitados, haciéndose presente en el pueblo de Macotera en plena epidemia y promovió la construcción de un hospital en ese lugar.

Fue muy activo en la mejora de la formación del clero y para ello creó el Colegio de Estudios Eclesiásticos con sede en el colegio de Calatrava, donde instaló una imprenta que sirvió para publicar muchos libros de temática religiosa y las obras latinas de Fr. Luis de León, además de folletos, estampas circulares, pastorales, etc. También se preocupó de construir y restaurar más de cien templos y construyó uno dedicado a San Juan de Sahagún, que era el patrono de la ciudad, a su vez inició la edificación de una basílica dedicada a Santa Teresa en Alba de Tormes.

(Biografía de Fray Ricardo Paniagua, OSA. Texto orginial en la App Agustinos)

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter