ACTUALIDAD

Encuentro de Laicos y Parroquias agustinianas en el Colegio San Agustín de Madrid

El fin de semana del 27 y 28 de noviembre ha tenido lugar, en el Colegio San Agustín de Madrid, el Encuentro de Laicos y Parroquias organizado por el Secretariado de Laicos y Familias de la Provincia agustiniana de San Juan de Sahagún.

Comparte

El tema tratado ha sido “Interioridad, Familia, Parroquia ¡Cuídala!” y han participado unas 84 personas llegadas de colegios agustinos y parroquias de la Comunidad de Madrid y de las ciudades de Santander, Sevilla, Zaragoza y Valencia.

El fin de semana del 27 y 28 de noviembre ha tenido lugar, en el Colegio San Agustín de Madrid, el Encuentro de Laicos y Parroquias.

Por primera vez, desde que comenzó la pandemia del Covi, esta reunión del sábado y domingo ha tenido lugar de manera presencial para los participantes y los ponentes del sábado, más no así para la ponente del domingo, que lo hizo vía Zoom desde Irún (Guipúzcoa).

Han sido dos días para pensar y experimentar juntos. El sábado con la ayuda del matrimonio formado por Dori Díaz y Lorenzo Sánchez, quienes presentaron unos talleres muy ilustrativos en torno a la idea central de la interioridad. Aportaron diversas de ideas, prácticas, formas de trabajar esta interioridad en la familia, la catequesis y el colegio.

Recordaron las 5 dimensiones que todo ser humano tiene: intelectual, corporal, emocional, social y espiritual, y cómo la relación que existe entre ellas es de vasos comunicantes, influyendo todas entre sí, de ahí que no hay que descuidar alguna dimensión, sabiendo que hay cosas que las alimentan o recargan y otras que las debilitan o descargan. La pregunta fundamental que Dori y Lorenzo lanzaron a los participantes para reflexionar fue ¿qué personas, qué lugares y/o qué actividades son las que hacen que están dimensiones se carguen o se descarguen?

Después de alimentar el cuerpo y el espíritu con la comida y sobremesa, Dori y Lorenzo propusieron una serie de teorías o ejemplos prácticos muy gráficos para descubrir la interioridad, cómo se encuentra y qué necesita. También se reflexionó sobre los sacramentos que se viven y celebran en la Iglesia y los cuasi sacramentos que se viven fuera de ella. Fue un momento muy emotivo por las experiencias que algunos de los participantes compartieron abriendo su corazón.

El domingo, siguiendo con el tema de la interioridad, Elena Andrés, con el tema “Cuidar la interioridad: cuando atravesar el desierto nos conduce a la tierra prometida”, invitó a todos los presentes a “atravesar el desierto”, porque es en ese sitio donde emerge un Dios empeñado en demostrar la humanidad del hombre y la mujer. La misión como discípulos de Jesús es atravesar los desiertos, individuales o colectivos, de la mano de Dios…

Y en este viaje de la interioridad no podía faltar San Agustín, el maestro de la interioridad. Para Elena la búsqueda de Dios tiene que ver con la búsqueda de uno mismo, porque en nuestro interior más profundo es dónde habita Dios.

El encuentro finalizó con la celebración de la eucaristía del primer domingo del tiempo de Adviento. ¡Una buena manera de empezar este tiempo tan hermoso y de prepararse para la Navidad! ¡Maranathá!

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter