ACTUALIDAD

Inicio de curso en la Escuela Bíblica que los agustinos dirigen en Madrid

El viernes 1 de octubre comenzó el curso académico 2021 – 2022 de la Escuela Bíblica para laicos en Madrid, con la lección inaugural a cargo del P. Miguel G. de la Lastra, OSA. El conferenciante desarrolló el tema: “Autores y Editores. La redacción como reinterpretación del texto bíblico”.

Comparte

En el primer cuatrimestre están programadas las asignaturas de “Evangelios Sinópticos y Hechos de los Apóstoles” y “El Apocalipsis de Juan”, impartidas, respectivamente, por los padres agustinos Manuel García Artiga y Miguel Ángel Martín Juárez.

El P. Miguel G. de la Lastra, OSA, inauguró el curso en la Escuela de Biblia que los agustinos dirigen en Madrid.

El claustro de profesores lo completan el ya citado P. Miguel G. de la Lastra y D. Constantino Quelle que se incorporarán al curso en el segundo cuatrimestre.

Las clases se imparten los lunes y martes a las 19: 00 h., en las instalaciones del colegio Valdeluz (Madrid). Ya hay cincuenta alumnos apuntados y todavía está abierto el plazo de matrícula.

Este curso se jubilan los religiosos agustinos Antonio Salas Ferragut y Epifanio Gallego Fernández muy comprometidos con este proyecto educativo y que han acompañado a alumnos de anteriores promociones a introducirse en el apasionante mundo de la Biblia.

Los orígenes

La Escuela Bíblica de Madrid fue fundada en el año 1969 por la Pía Unión Bíblica (Casa de la Biblia), bajo la supervisión de la Archidiócesis de Madrid. Desde su inauguración hasta 1974, tuvo su sede en los locales de la Parroquia Los Dolores (Calle San Bernardo 99). Fue en el año 1974, siendo prior provincial el P. Vicente Gómez Mier, cuando el cardenal Vicente Enrique y Tarancón, con el apoyo de la Pía Unión Bíblica, la encomendó a los PP. Agustinos para que la gestionaran y potenciaran. A raíz del cambio, su sede fue trasladada, provisionalmente, al Colegio “Inmaculada Concepción”, de las Hnas. Agustinas Misioneras. En él permaneció hasta que, siendo prior provincial el P. Isaías Diez del Río, en el año 1982, le asignaron como sede definitiva unos locales en el Colegio de Valdeluz (Madrid). Y en ellos se han desarrollado las actividades desde entonces.

En calidad de director de la Escuela Bíblica durante 50 años, el P. Antonio Salas, OSA, recuerda cómo, en sus inicios, desconcertó a muchas personas la existencia de esta Escuela: “No podían entender que una institución católica ofreciera la docencia de las Sagradas Escrituras al mundo seglar. Eran los primeros tiempos del posconcilio. Con el paso de los años, se fue viendo como algo acorde con el signo de los tiempos. Durante ese medio largo siglo de andadura, han pasado por sus aulas miles de alumnos, cuyo objetivo siempre se ha cifrado en enriquecer su existencia con el mensaje que oferta Dios a través de la Biblia. Todos los años ha asistido a sus cursos un promedio de 150/200 alumnos. Creo que es una obra, de carácter docente y apostólico, que -sobre todo en sus albores- ha roto un sinfín de esquemas y no pocos prejuicios. Antaño, el estudio laico de la Biblia solía asociarse con el mundo reformado, no con el católico”.

La labor de docencia de la Escuela Bíblica se ha complementado con peregrinaciones a Tierra Santa: “Casi fuimos pioneros, pues las iniciamos en el año 1972. Desde entonces, se han realizado más de un centenar, siendo varios millares los peregrinos enriquecidos con tan bella experiencia. Creo que la Escuela Bíblica tendrá futuro si se mantiene fiel al carisma fundacional: adentrar a los seglares en un estudio de la Biblia donde los conocimientos vengan acompasados por las vivencias”.

Suscríbete a nuestra Newsletter