ACTUALIDAD

La Conferencia Eclesial de la Amazonía y los agustinos por una pastoral de conjunto para toda la Amazonía

Ante los retos que se plantean en la Cumbre del Clima, la CEAMA se presenta como una red eclesial que defiende la biodiversidad y las culturas amazónicas y promueve una pastoral de conjunto para toda la Región Amazónica.

Comparte

Del 6 al 18 de noviembre, Egipto ha acogido la última cumbre sobre el cambio climático organizada por la ONU, y que ha reunido a representantes de los distintos países y a más de seiscientas personas vinculadas a compañías de petróleo, gas y carbón.

Ante los retos que plantean la Cumbre del Clima, la CEAMA se presenta como una red eclesial que promueve la pastoral conjunta en Amazonas.

En este contexto, en el que, cómo pagar la factura del calentamiento global es un debate abierto, y en el que, cómo reducir el consumo de combustibles fósiles es uno de los principales retos que se plantean, adquieren especial relevancia plataformas como la CEAMA, la Conferencia Eclesial de la Amazonía, espacio de escucha, discernimiento y acción pastoral misionera en la Región Amazónica, con un importante acento ecológico.

En el origen de la CEAMA se encuentra la encíclica “Laudato Sí” y el Sínodo Panamazónico (octubre 2019), en cuyo documento final aparece como una propuesta, la necesidad de crear un organismo episcopal que contribuya a realizar un plan pastoral de conjunto para la Región Amazónica.

Siguiendo los pasos, el 29 de junio de 2020, en plena pandemia de coronavirus, nació la CEAMA, en consonancia con la eclesiología del Concilio Vaticano II, de cuya apertura se cumplieron 60 años el pasado 11 de octubre. Adscrita a la presidencia del CELAM, la Conferencia Eclesial de la Amazonía (CEAMA) ha sido erigida como una organización de la Iglesia Católica el 20 de octubre pasado y se caracteriza por su estilo colegial y sinodal.

Importancia de la CEAMA

Para el misionero agustino y obispo del Vicariato Apostólico de Iquitos (Perú), Mons. Miguel Ángel Cadenas, una de las principales aportaciones de este organismo es la plasticidad en la Iglesia: “En tiempos de San Agustín la Iglesia se articulaba a través de la participación frecuente en sínodos regionales. Últimamente hemos visto la creación de Conferencias Episcopales para acomodarnos al Estado-nación. La CEAMA es una estructura eclesial para atender la biodiversidad del Amazonas, en el contexto de cambio climático”.

“La Amazonía es un ecosistema frágil -explica el obispo-. Hasta ahora estaba encargada a las órdenes religiosas, que ya no pueden continuar con esta tarea. La Iglesia debe encontrar formas de continuar con su trabajo evangelizador. En este sentido, la CEAMA es una propuesta de articulación pastoral para toda la Amazonía”.

Al servicio de la Iglesia

El principal reto de esta plataforma es la articulación con cada una de las jurisdicciones eclesiales, para que no se convierta en una estructura al servicio de alguna ideología, sino al servicio de la Iglesia. En este sentido, teniendo en cuenta la diversidad de ecosistemas y pueblos indígenas, Mons. Miguel Ángel Cadenas subraya que otro de los grandes desafíos es mantener la unidad en la pluralidad: “Sigo pensando que necesitamos una teología amazónica y eso implica invertir en formación y en los estudios teológicos. Incorporar a los pueblos indígenas como sujetos eclesiales, no únicamente como objetos de evangelización”.

Son 8 los países que comparten territorio amazónico. El peso de la Amazonía en cada país, e incluso en las Conferencias Episcopales nacionales, es escaso. La CEAMA viene a suplir este déficit. Por eso, para Mons. Miguel Ángel esta instancia eclesial “Nos debe ayudar a pensar la Amazonía con criterios amazónicos, como San Pablo pensó las comunidades cristianas que él fundó con criterios diferentes de los provenientes de Jerusalén”. En el contexto de la Cumbre del Clima que se está celebrando en Egipto, plataformas como la CEAMA muestran el recorrido de la Iglesia en el cuidado de la casa común.

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter