ACTUALIDAD

La comunidad de religiosas agustinas San Alonso de Orozco, de Madrid, celebra el día de su santo titular

Cada 19 de septiembre, la Iglesia recuerda la figura del santo agustino, San Alonso de Orozco, titular de apostolados de la Provincia de San Juan de Sahagún y fundador de la comunidad de religiosas agustinas San Alonso de Orozco, que dirige una Escuela de Educación Infantil en Madrid, que lleva su nombre.

Comparte

Como cada 19 de septiembre, en la Iglesia del Monasterio de las Madres Agustinas, de Madrid, se celebra la Eucaristía con ocasión del día de San Alonso de Orozco. Allí reposan los restos de este santo agustino que vivió en el S. XVI y que fue conocido por su espiritualidad contemplativa, su amor a la Eucaristía y sus escritos. Sus obras, en castellano y en latín, han sido reeditadas y traducidas a distintas lenguas.

 

El 19 de septiembre, la Iglesia recuerda la figura de San Alonso de Orozco, santo titular de la Escuela San Alonso de Orozco.

“Celebramos a San Alonso de Orozco con todo el cariño y alegría, intentando que cada gesto en este día de celebración manifieste algo de lo que Dios ha querido hacer a través de nuestro santo -explica una religiosa agustina-“. A lo largo del día las religiosas han acogido a los padres, jóvenes universitarios de los grupos de oración y demás personas que se han acercado hasta allí, al llevar a los niños a clase o en la iglesia o para celebrar juntos la Eucaristía. Les han ofrecido algo para tomar como un detalle de acogida, propio de un día de fiesta y han preparado con los niños del colegio una ofrenda para expresar cómo quieren a San Alonso de Orozco.

La Escuela Infantil San Alonso de Orozco es una Escuela de Primer Ciclo de Educación Infantil atendida por una Comunidad de Religiosas Agustinas, que fue fundada por San Alonso de Orozco en 1571. Está situada en el centro de Madrid, donde las religiosas agustinas atienden a niños menores de 3 años, poniendo el acento en el cuidado de la interioridad.

San Alonso y las Agustinas

Las religiosas agustinas de San Alonso de Orozco de Madrid son religiosas de vida contemplativa. Dentro del recinto del monasterio está situada la Escuela Infantil, en la que desarrollan su labor educativa como una irradiación de su vida monástica que les ha caracterizado desde siempre.

“Vivimos un carisma que Dios ha donado a su Iglesia a través de San Agustín, unidas bajo una Regla de vida escrita por él -cuenta una hermana de la comunidad-. Pero, como comunidad, nuestro origen está en un grupo de mujeres que, tras un cambio fuerte de orientación en sus vidas, comenzaron a vivir juntas dedicadas a la búsqueda de Dios. San Alonso de Orozco, que las acompañaba espiritualmente, les propuso formar una comunidad agustiniana”.

Actualmente ellas viven bajo la protección espiritual de San Alonso de Orozco, como lo hiciera esa pequeña comunidad primera.

Además, sus restos mortales reposan en la iglesia del Monasterio, por esto es un lugar de gracia, de cercanía especial con el Santo y una invitación continua a entrar en su estela.

Significa también crear una relación con él, conocerle y sentir su estímulo en el día a día: “Puede parecer extraño hablar de establecer una relación con un santo; puede que los veamos lejanos a nosotros, incluso extraños y no hay nada más lejos de la realidad. Más allá del revestimiento propio de cada época histórica, los santos son profundamente humanos. Sus vidas son un ejemplo vivo, una propuesta, un estímulo”.

La espiritualidad de San Alonso

Tres aspectos de la vida de San Alonso pueden iluminar la vida de cualquier cristiano: el amor a la Eucaristía, el cariño a la Virgen y su capacidad de cercanía con los necesitados del cuerpo y del alma.

San Alonso fue un hombre que supo custodiar un deseo enorme de entrega a Dios y a los demás a través de su larga vida. Su corazón, anclado en Dios y confiado totalmente al cuidado amoroso de la Virgen, manifestó de mil formas concretas esta entrega en el Madrid de su tiempo.

“Trabajó en la Corte de Felipe II, ayudó a los necesitados, predicación… y fundó tres comunidades de monjas, una de ellas la nuestra -explican las religiosas-. Vivía de la Eucaristía, que sostenía cada día entre sus manos y entregaba a otros, celebrándola litúrgicamente y siendo él mismo ‘pan partido’ para los que necesitaban saber cómo es Dios y cómo los amaba. Las dificultades y sufrimientos, propios de nuestra condición humana, los vivía siempre asociado a la Cruz de Cristo, se convertían así en momentos de profunda unión con Él y en fuente de gracia que se derramaba sobre los demás. Escribió numerosos libros porque Nuestra Señora se lo pidió como una forma de llevar la Palabra de Dios a muchos”.

En el trato con los padres de familia que llevan a sus hijos a la escuela, las religiosas agustinas intentan transmitir que el ejemplo de San Alonso es luz para los que intentan vivir el Evangelio en los avatares cotidianos: padres y madres de familia, niños, religiosos, jóvenes en busca de su vocación o los que encaran la etapa de la ancianidad, que San Alonso vivió con tanta plenitud, hasta que murió a los 91 años.

La Ruta de la Santidad

La “Ruta de la Santidad” que el Arzobispado de Madrid está desarrollando, con un itinerario que pasa por lugares significativos en la vida de diversos santos, incluye nuestro Monasterio como lugar de peregrinación: “Desde su inauguración hemos tenido varias visitas de grupos de parroquias y algunas de particulares. Nos ha llamado la atención que en estas visitas la gente busca verdaderamente acercarse a Dios y ven en San Alonso un intercesor. Muchas veces recibimos visitas de personas de Oropesa, lugar de nacimiento de nuestro Santo”.

Las agustinas insisten en la importancia de presentar de forma atractiva y comprensible para la mentalidad actual la llamada personal a la santidad: “La iniciativa es preciosa porque caminar en esta “Ruta” es símbolo de este camino interior que es la vida cristiana, siempre a dos, cada uno de nosotros y Dios; siempre acompañados, en comunidad; siempre en salida, hacia el hermano”.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter