ACTUALIDAD

La Orden de San Agustín, presente en las Naciones Unidas

Ayer, 24 de octubre, ha sido el Día de las Naciones Unidas. Una fecha en que se recuerda la fundación de dicho organismo en el año 1945, al término de la Segunda Guerra Mundial. Nace con la finalidad de evitar otra guerra mundial, pero hoy, 77 años después, la ONU tiene muchos otros objetivos y campos de actuación.

Comparte

Desde el año 1996, la Orden de San Agustín se encuentra presente en las Naciones Unidas bajo el amparo jurídico de ONG (Organismo No Gubernamental). Con el nombre oficial de Curia Generalizia Agostiniana, trabaja en este foro mundial junto a otras órdenes y congregaciones, tanto masculinas como femeninas, así como a distintas confesiones religiosas. Propiciándose de esta manera, múltiples posibilidades de colaboración ecuménica e interreligiosa.

Organización de Naciones Unidas

Las Naciones Unidas siguen trabajando para mantener la paz y la seguridad internacionales pero, además, brinda asistencia humanitaria a quienes la necesitan, protege los derechos humanos y defiende el derecho internacional. A esto se añade que, en estos momentos, está impulsando el proceso para lograr un futuro mejor y más sostenible para toda la humanidad. Proceso que está recogido en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con sus 169 metas aprobados como parte de la Agenda 2030.

Los Objetivos y Metas de Desarrollo Sostenible constituyen un llamamiento universal a la acción concreta para alcanzarlos en un período de15 años. Esto está suponiendo un gran reto para los gobiernos nacionales, regionales y locales, así como para las instituciones públicas y privadas.

Con ocasión del Día de las Naciones Unidas, recordamos la presencia y labora de la Orden de San Agustín en este foro mundial.

Pero no solo para ellas, sino también para los pueblos, las familias y las personas en particular, pues de todos depende el logro de estos ODS.

Cada uno, desde el lugar donde se encuentra, está convocado a trabajar para lograr erradicar la pobreza, extender el acceso a los derechos humanos, lograr un desarrollo económico global sostenible y respetuoso con el planeta y con los recursos que este le ofrece.

El Sistema de las Naciones Unidas está formado por la propia Organización y numerosas organizaciones afiliadas conocidas como programas, fondos y agencias especializadas.

La OSA en la ONU

Desde el año 1980, la Orden de San Agustín tiene un Secretariado de Justicia y Paz y, a partir del año 1996, está asociada como Organización No Gubernamental (ONG) dentro de la ONU.

La aportación de los agustinos proviene de su presencia en 47 países por los cinco continentes. En todos estos lugres, además de la evangelización explícita, trabaja para promover el desarrollo humano en todas sus dimensiones. Esto lo realiza a través de la educación, la formación, la ayuda al desarrollo sostenible, la protección de los derechos humanos y la sensibilización.

Al estar afiliada a las Naciones Unidas, la Orden tiene la oportunidad de hacer llegar la voz del mundo marginado y, también, compartir todas las actividades que realiza. Con todo esto quiere influir en los debates políticos dentro de la Comunidad de Naciones.

Y no solo como lo puede hacer cualquier otra ONG, sino dando testimonio de las propias creencias en la escena internacional y llevando la fe a la acción mundial. Al mismo tiempo, los agustinos pueden enriquecer su propia espiritualidad, teniendo en cuenta la perspectiva internacional y la información que se maneja en el foro de las Naciones Unidas.

En este sentido, las Constituciones de la Orden de San Agustín dicen en el número 185:

“Solícitos de nuestro compromiso social, debemos escuchar con atención las preocupaciones de la Iglesia y de la sociedad, y colaborar en la identificación y solución de los problemas que más cuestionan a las sociedades en donde trabajamos, a saber: la defensa de la vida, los derechos humanos, la situación de los inmigrantes, la dignidad de la mujer, la tutela de los menores, la justicia y la paz, un orden económico equitativo, la conservación de la naturaleza, etcétera. Por lo tanto, los Superiores, dentro de su jurisdicción, promuevan aquellas actividades que lleven a las comunidades y a los Hermanos a participar en las iniciativas de la Iglesia y de la sociedad civil, particularmente en colaboración con la organización no gubernamental (ONG) de la Orden en las Naciones Unidas (ONU)”.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter