ACTUALIDAD

La Parroquia Santa Rita, en la selva amazónica, celebra el día de su titular

El 22 de mayo se recuerda la figura de Santa Rita de Casia, una santa agustina a la que se le tiene mucha devoción en la Orden de San Agustín y en toda la Iglesia universal, hasta en la selva del Perú.

Comparte

Hay varias parroquias en la Provincia de San Juan de Sahagún que tienen a la santa de titular, como es el caso de la Parroquia Santa Rita de Castilla, en la selva amazónica del norte del Perú que, desde su nacimiento, ha estado atendida por religiosos agustinos.

Fundada el 7 de agosto de 1956, y con una extensión de 35,000 km2, aproximadamente cuatro veces la provincia de Madrid, abarca los distritos de Urarinas, Parinari y una parte del distrito de Nauta.

En dicha zona de la selva, la gran mayoría de los habitantes son agricultores, aunque también cazan y pescan, como manera de proveerse de carne y pescado.

El 22 de mayo, la Iglesia recuerda a Santa Rita de Casia, una santa agustina a la que se le tiene mucha devoción en la Orden de San Agustín.

Actualmente la Parroquia de Santa Rita de Castilla atiende a 60 comunidades cristianas comprendidas en los ríos Marañón y Urituyacu. La pastoral que realiza tiene, como siempre, dos áreas de actuación: la evangelización directa y la promoción de las comunidades. Todo ello se hace mediante encuentros en el centro de capacitación parroquial y el acompañamiento del equipo de la parroquia por las comunidades. Para ello existen cursos de animadores y catequistas, de autoridades comunales, de promoción de la mujer, así como un fuerte acompañamiento a las organizaciones indígenas desde la labor de asesoramiento.

Fiestas en honor a Santa Rita

Santa Rita de Castilla viste sus calles de gala en honor a su patrona. Una tradición muy arraigada desde que llegaron los Padres Agustinos y que sus moradores siguen celebrando año tras año.

El día 21, víspera de la fiesta, la santa sale en procesión por las calles de la localidad hasta llegar al lugar donde se celebrará la solemne Eucaristía, que dará espacio a la danza en torno a la figura de la patrona. Durante toda la noche se le rinden tributo a través de distintas oraciones.

El día 22, día grande de la patrona, los más devotos seguirán danzando hasta la tarde, donde se culminará con la Eucaristía y la procesión de vuelta a la iglesia de la Santa Patrona.

Son días de consumo de alimentos típicos de la selva. La gente del lugar toma la “chicha” bebida a base de maíz, el “upé” también una bebida típica compuesta de cacahuete y el típico caldo de gallina.

Las famosas rosas de Santa Rita, en la selva dan paso a las danzas. Los panes del gremio de panaderos a la chicha, el upé y el caldo de gallina. Una manera propia de rendirle tributo pidiendo su protección y siguiendo su ejemplo de perdón, que se asemeja al actuar de Nuestro Señor Jesucristo.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter