ACTUALIDAD

Las cofradías salen a la calle de nuevo para celebrar la Semana Santa

Después de dos años con limitaciones de aforo y restricciones a la hora de organizar cualquier evento, este año, si el tiempo lo permite, las cofradías volverán a salir a la calle para procesionar su imaginería y celebrar la Semana Santa. Repasamos la historia de alguna confradías para conocer el vínculo con la familia agustiniana.

Comparte

En la Provincia de San Juan de Sahagún existen muchas hermandades y cofradías vinculadas a la Orden de San Agustín, bien porque nacieron en el seno de una comunidad agustina, bien porque a lo largo de su historia, los religiosos agustinos han acompañado espiritualmente a los miembros de la hermandad.

Nos fijamos en las hermandades y cofradías agustinianas, de las Diócesis de Huelva y Sevilla.

Después de dos años de pandemia, las cofradías, por fin pueden salir a la calle para celebrar la Semana Santa.

Hermandades agustinianas de Huelva

El vínculo de las hermandades y cofradías con la espiritualidad agustiniana se remonta a los primeros años del S. XX. En el año 1916 la comunidad de agustinos de Huelva funda con una imagen del Convento de las Madres Agustinas de Nuestra Señora de la Consolación, la Archicofradías de Nuestra Señora de la Consolación. Posteriormente, en el año 1922 se incorpora a la hermandad un nuevo titular que es el Santísimo Cristo de la buena Muerte.

Hoy, después de cien años es la agustiniana Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Madre de Consolación y Correa en sus Dolores. Tiene su salida el Jueves Santo del convento de las Madres Agustinas y los religiosos son los directores espirituales de esta hermandad. El religioso agustino P. Emilio Rodríguez Claudio señala que es una hermandad con unas advocaciones muy entrañables que siempre ha estado muy vinculada a la orden y a la comunidad de religiosas agustinas que residen en Huelva.

También hay que mencionar la Hermandad de Jesús Cautivo y Nuestra Madre de Consolación y Gracia, en la parroquia de Aljaraque, que sale el Sábado de Pasión por la tarde, desde la iglesia de San Agustín del municipio de Aljaraque. Es una hermandad nueva, constituida hace tres años y muy unida a los agustinos, que hará este año su primera salida procesional.

Además, en la Parroquia Nuestra Señora de los Remedios de Aljaraque está la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Santísima Virgen de los Dolores, que tiene su salida el Viernes Santo desde la parroquia. Otra hermandad cuya historia está unida a los agustinos es la Hermandad de Jesús Cautivo y Nuestra Señora de las Mercedes que sale el Jueves Santo de la Parroquia de Nuestra Señora Reina del Mundo de Corrales.

El religioso agustino P. Emilio Rodríguez Claudio destaca que la relación con estas cuatro hermandades es muy importante: “Participamos en todos los actos y procesiones que organizan a lo largo del año. Durante la Semana Santa vivimos con gozo e ilusión estos días en los que las imágenes de los santos titulares salen en procesión”.

Hermandades agustinianas en Sevilla

En la Archidiócesis de Sevilla hay que mencionar a la Archicofradía Sacramental de San Roque y al Santo Crucifijo de San Agustín, titular de la Hermandad de San Roque, y que ha sido durante mucho tiempo principal devoción en Sevilla.

La imagen original del Cristo fue encontrada en 1314 por un pastor, en una acequia del Campo de los mártires. Se trasladó al convento de San Agustín por ser el sitio más próximo y allí obró muchos milagros y se convirtió en centro de la piedad popular. El prodigio más memorable que se le atribuye es del año 1649, cuando acabó con la terrible epidemia de peste esquilmaba el vecindario sin compasión. Los sevillanos, en agradecimiento, llevaron a la imagen el 2 de julio a la santa catedral, el día en el que comenzó Sevilla a recobrar la salud.

En el siglo XIX, los religiosos agustinos fueron expulsados de su convento, legando a la Parroquia de San Roque el Santo Crucifijo de San Agustín. En este siglo el Cristo de San Agustín procesionó de diversas formas: el Cristo en solitario, con la Magdalena a sus pies, con la imagen de la Virgen y San Juan. Incluso en alguna ocasión llego ir acompañado de una centuria de armados el Miércoles Santo de 1826, la Virgen de Gracia, llevaba como novedad la corona y la saya bordada.

El Cristo de San Agustín procesionó en sus últimos años, una vez por década, siendo la última realizada en 1926. Anteriormente estuvo procesionando en Miércoles Santo, hasta 1896. El actual Crucificado es obra de Agustín Sánchez Cid (1944), réplica del desaparecido en el incendio de 1.936, que databa de la primera mitad del siglo XIV. Desde 1990 la Hermandad de San Roque tiene concedido el título y la advocación del Santo Crucifijo de San Agustín.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter