ACTUALIDAD

Los Agustinos, comprometidos contra la trata de personas

“La Orden de San Agustín debe dar testimonio de solidaridad dondequiera que esté presente, por lo que se compromete de manera permanente y concreta con los pobres y necesitados… la defensa de la vida, los derechos humanos, la situación de los inmigrantes, la dignidad de la mujer, la tutela de los menores, la justicia y la paz, un orden económico equitativo, la conservación de la naturaleza, etcétera” (Const. 182-185)

Comparte

El Día Mundial Contra la Trata de Personas se celebra el 30 de julio y fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 2013. La trata de personas es considerada uno de los más graves delitos de violación a los derechos humanos, símbolo moderno de esclavitud del siglo XXI mediante la cual las personas son privadas de su libertad y derechos.

El Día Mundial Contra la Trata de Personas se celebra el 30 de julio y fue proclamado por la ONU en el año 2013.

En esta fecha se recuerda a los millones de personas que son sometidas contra su voluntad, a situaciones de explotación sexual y laboral, trabajos forzados, servidumbre doméstica, extracción de órganos, mendicidad, entre otras modalidades.

Se estima que aproximadamente el 30% de las víctimas de la trata de personas son niños y el otro 70% son mujeres y niñas. Los primeros en la mayoría de los casos se usan para realizar trabajos forzosos en situaciones precarias, mientras que las mujeres y niñas son explotadas sexualmente desde muy temprana edad. Esto sin contar aquellos casos relacionados con los comerciantes de órganos del mercado negro, o que se vinculan con otros hechos delictivos como el tráfico de drogas.

Los principales factores de riesgo que exponen a las personas a ser víctimas de la trata son de tipo económico (la falta de empleo o altos índices de pobreza), social (entorno violento) y cultural (no poseer conocimientos acerca de esta problemática y no contar con un cierto nivel educativo).

La Campaña “Corazón Azul” es una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas creada en el año 2008 en Viena (Austria), orientada a sensibilizar y crear conciencia en la población mundial acerca de la lucha contra la trata de personas y su impacto en la sociedad. El corazón azul se ha convertido en el símbolo internacional de la lucha contra la trata de personas, representando la tristeza de las víctimas que son objeto de la trata. Igualmente manifiesta la insensibilidad de aquellos que compran y venden a otros seres humanos.

Actualmente, más de 12 millones de personas a nivel mundial son víctimas de este delito. Existen aproximadamente 500 rutas de tráfico de personas y prácticamente todos los países del mundo están afectados por el tráfico, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter