ACTUALIDAD

En Zaragoza, los alumnos del Colegio y los fieles de la Parroquia de los agustinos, participan en las celebraciones religiosas del Pilar

La Virgen del Pilar es una advocación mariana cuya imagen tiene su principal centro de culto en la Catedral Basílica del Pilar de Zaragoza (España). En el s. XVII fue declarada patrona de la ciudad y en el s. XVIII, el papa Clemente XII, proclamó la fecha del 12 de octubre para la celebración solemne de la “Virgen María aparecida en carne mortal” al apóstol Santiago en el año 40 de nuestra era, tal como señala la tradición.

Comparte

En lo que respecta a los actos rituales (ofrenda de flores, de frutos, rosario de cristal, etc.), sus orígenes se encuentran en los inicios del siglo XIX, como resultado de la evolución de diversas ceremonias religiosas fruto del fervor popular.

Cada 12 de octubre, la ciudad de Zaragoza se viste de fiesta desde antes del salir el sol, hasta después de ocultarse el astro rey.  Todo comienza a las 4.30 de la mañana con la “Ofrenda de flores” ante una copia de la imagen de la Virgen que se encuentra en la Basílica, y que se coloca en la plaza. Miles de personas llegadas de todo Aragón y de otras partes del territorio nacional, así como residentes de otros países en España, van desfilando hasta las 8.30 de la tarde para depositar sus flores ante la imagen pequeñica, pero muy querida, de la Virgen del Pilar.

La Parroquia de Santa Rita, de los agustinos de la Provincia de San Juan de Sahagún, vienen participando en la ofrenda, tanto a nivel individual como en grupo desde la Real Hermandad de Cristo Resucitado y Ntra. Sra. de la Esperanza y del Consuelo. Asimismo, en las instalaciones del Colegio San Agustín se realiza, desde hace muchos años, una pequeña ofrenda para los niños de primaria en la última tarde de colegio antes de las fiestas.

Este año, debido a las restricciones por el Covid-19, solo han podido acercarse a la Plaza del Pilar llevando las flores unas 20.000 personas, entre grupos organizados e individuales. Por eso, en la Parroquia de Santa Rita se ha realizado, al terminar cada una de las misas del día, una procesión dentro del templo hacía una imagen de la Pilarica que se ha puesto allí, y donde todos los que han querido han dejado flores como signo de amor a la Virgen.

Al día siguiente, por la mañana, se hace la tradicional “Ofrenda de frutos”, donde los pueblos de Aragón y las Casas Regionales del resto de España, ofrecen los mejores frutos de la tierra a la Virgen del Pilar. Luego, esa comida se distribuye entre los distintos comedores sociales de la ciudad, para que todos puedan disfrutar de las fiestas, incluso las personas más desfavorecidas y sin hogar.

Por la tarde de ese mismo día se reza el rosario por las calles de la ciudad, para lo cual desfilan por ellas los distintos misterios del rosario, en lo que se conoce popularmente como el “Rosario de Cristal”, ya que los faroles que representan los misterios del rosario están confeccionados, en su mayoría, de cristal e iluminan la noche zaragozana con arte y devoción.

Como porteadores de los faroles actúan los niños y adolescentes del Colegio San Agustín, desde 6º de Primaria hasta la Secundaria, quienes llevan muchos años haciendo esta función, dando así al acto un carácter juvenil. Cabe indicar que este año, debido a las restricciones, no va a poder salir el “Rosario de Cristal” por las calles de Zaragoza.

Todos los devotos de la Virgen del Pilar, y especialmente los fieles de la Parroquia de Santa Rita y los alumnos del Colegio San Agustín, esperan que el año que viene se puedan llevar a cabo las “Ofrenda de flores” y el “Rosario de Cristal” sin ninguna restricción, como siempre se ha hecho, para demostrar la devoción y el cariño a la Virgen del Pilar.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter