ACTUALIDAD

Los pajes de los Reyes Magos en el colegio S. Agustín de Zaragoza

Estos días son muy especiales para los niños de Educación Infantil y Primaria del Colegio San Agustín de Zaragoza. En la capilla del Colegio, los pajes de los Reyes Magos han entregado a cada niño y niña una carta como respuesta a la que ellos les habían escrito días antes.

Comparte

Para que esto fuera posible, el Departamento de Espiritualidad del Colegio he ejercido de intermediario entre los Reyes y los niños, y los alumnos de 3º y 4º de la ESO se han implicado en este acontecimiento. Al Departamento de Espiritualidad le gusta cuidar cada detalle para que los alumnos del Colegio fomenten el cuidado de sí mismos, de los demás y de la naturaleza.

Día emocionante en el Colegio San Agustín de Zaragoza, donde los niños de Educación Infantil han entregado sus cartas a los Reyes Magos.

Hace unas semanas, los alumnos de Infantil y primer ciclo de Primaria escribieron, llenos de ilusión, una carta a los Reyes Magos de Oriente. Con gran alegría fueron a depositarla dentro de los Buzones Reales colocados al lado del Belén del Colegio. Cada uno de ellos era la cabeza de Rey Mago Melchor, Gaspar y Baltasar. Estos buzones habían sido elaborados por los alumnos de secundaria en clase de plástica.

Con muchos nervios y entusiasmo, los alumnos de Infantil y Primaria han recibido la respuesta de los Reyes Magos en forma de carta, que antes habían pasado por las manos de los alumnos de Secundaria para clasificarlas. Eran cartas dirigidas a cada niño y niña en particular, con su nombre y apellido. ¡Un gran regalo!

La profesora Celia, coordinadora de este acontecimiento y miembro del Departamento de Espiritualidad del Colegio, señala que son días muy emocionantes, llenos de magia, donde los mayores del Colegio se convierten durante las fechas previas a la Navidad en verdaderos elfos ¡Gracias chicos y chicas!

Finalmente, también cuenta Celia, que entre los profesores del Colegio se lleva a cabo “El amigo invisible emocional”, que consiste en que cada uno tiene adjudicado un compañero al que debe cuidar durante estos días. ¡Algo muy agustiniano!

 

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter