ACTUALIDAD

Mons. Luis Marín, OSA: “La sinodalidad está en la naturaleza de la Iglesia”

El religioso agustino, Mons. Luis Marín de San Martín, subraya la idea de sinodalidad como proceso, y explica que el Sínodo de los Obispos es solo una de las manifestaciones de dicha sinodalidad.

Comparte

“Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión” es el lema del Sínodo sobre la sinodalidad en la Iglesia, que inaugura el Papa Francisco este fin de semana en Roma y que tendrá como acto principal la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos en el año 2023.

El Subsecretario del Sínodo de los Obispos, el obispo Mons. Luis Marín, OSA, explica que la sinodalidad es un proceso en el que todos los bautizados están inmersos y que tiene que ver con la forma en la que cada uno participa en la vida de la Iglesia y ejerce la corresponsabilidad.

El religioso agustino, Mons. Luis Marín de San Martín, subraya -en esta entrevista- la idea de sinodalidad como proceso.

“Sinodalidad significa caminar juntos”, afirma Mons. Luis Marín, quien añade que hay muchas manifestaciones de esto mismo en la Iglesia. “Los consejos parroquiales, los consejos episcopales o los capítulos de las órdenes religiosas son algunas de este caminar juntos, pero hay muchos más. Uno de los objetivos del sínodo -explica Mons. Luis Marín- es evaluar estas manifestaciones y ver si hacen falta mecanismos nuevos”.

El camino sinodal tiene tres fases fundamentales. La primera es la diocesana, que se iniciará el 9 y 10 de octubre del 2021 en Roma y, el fin de semana siguiente, los días 16 y 17 de octubre, en cada Iglesia particular. Los procesos de escucha, diálogo y discernimiento se centrarán entonces en las parroquias y en las comunidades religiosas y finalizarán en abril de 2022. En la segunda fase, entre septiembre de 2022 y marzo de 2023, tendrán lugar las asambleas regionales y continentales. Finalmente, en octubre de 2023, se llevará a cabo en Roma la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Después del Sínodo está prevista la puesta en marcha de las propuestas y conclusiones, lo que implicará nuevamente a las Iglesias particulares.

Como explica Mons. Luis Marín en la entrevista, la sinodalidad está muy relacionada con la renovación en la Iglesia, por eso es tan importante que cada persona bautizada, desde su vocación y carisma concreto, participe y se implique en la vida de la comunidad a la que pertenece.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter