ACTUALIDAD

Obispos Alipio y Posidio tras las huellas del obispo Agustín

El día 16 de mayo los agustinos celebran la memoria de los santos obispos Alipio y Posidio, compañeros del obispo de Hipona, san Agustín. Ambos pertenecen a la época patrística y a la Iglesia de la Provincia Romana de África del Norte.

Comparte

El recuerdo de Alipio y Posidio está íntimamente unido, como religiosos y como obispos, a la figura de San Agustín. Ambos fueron compañeros del obispo de Hipona y representan brillantemente su herencia espiritual.  Así, Posidio nos ha dejado una sencilla y espléndida Biografía de San Agustín y este se refiere a Alipio como “hermano de mi corazón”.

El día 16 de mayo los agustinos celebran la memoria de los santos obispos Alipio y Posidio, compañeros del obispo de Hipona, san Agustín.

Los tres compañeros Agustín, Alipio y Posidio

La relación entre los tres obispos data, al parecer, de los tiempos de la fundación por Agustín del primer monasterio de Hipona. Allí son amigos, buscadores de la verdad, seguidores de Jesús y amantes de la vida común. Hacia la misma época también fueron nombrados obispos: Alipio, en el año 394, de Tagaste; Agustín, en el año 396, de Hipona; y Posidio, en el año 397, de Calama.

Los tres participaron en varios concilios africanos y formaron parte del grupo de siete obispos, elegidos por los 266 obispos católicos de África, para que los representaran en la asamblea reunida en Cartago el año 411. El objetivo de la misma, buscar la paz entre católicos y donatistas. Así ejercían la sinodalidad los obispos africanos de ese tiempo, reuniéndose en sínodo para afrontar juntos los problemas abundantes que tenían.

Obispos competentes y santos

En los primeros monasterios creados por San Agustín, él ejercía de maestro, de formador. Por eso, los que vivían con él estaban muy bien preparados y la Iglesia los buscaba para ser obispos. A su vez, estos nuevos obispos, a imitación de Agustín, hacían ellos otro tanto en sus diócesis.

Según el P. Pedro Langa, experto en Patrología y san Agustín “los obispos de entonces eran abiertos, comunicativos, tendentes al diálogo como instrumento ideal para lograr el entendimiento con los cismáticos”. De su vida espiritual señala que “eran hombres de Dios, muchos de ellos hoy son santos”.

En cuanto a su apostolado, él lo caracteriza como “Intelectual, litúrgico, de evangelización, de pastoral íntima y muy comunicativa, dada a la formación de los que se preparaban para ser cristianos”. Un aspecto importante de la vida del obispo, resalta el P. Pedro, era “su preocupación por los pobres y gentes menesterosas, que solían llenar la sacristía de la basílica en busca del obispo para pedirle ayuda”.

Los obispos agustinos

Desde el obispo san Agustín, hasta el último obispo agustino nombrado por la Santa Sede, Mons. Stephano Musomba, de Tanzania, en septiembre del año 2021, han pasado muchos siglos y acontecimientos. Y, en todos ellos, han estado presentes los religiosos agustinos, con su preparación y cualidades apostólicas, al servicio de la Iglesia, algunos de ellos ejerciendo de obispos.

Así, la Orden de San Agustín, desde que se le reconoce como tal en el s. XIII por el Papa Inocencio IV, hasta el año 2022, ha aportado a la Iglesia 875 obispos. Cabe resaltar que, entre estos, encontramos 362 de nacionalidad italiana y 187 española.

En la actualidad, la Orden de San Agustín tiene 22 obispos, 13 en ejercicio y 9 ya retirados. En cuanto a la Provincia de San Juan de Sahagún, cuenta con cinco obispos ejerciendo como tales: uno en la Curia Vaticana, otro en Venezuela, un tercero en Iquitos (Perú), un cuarto en Tanzania y, el quinto, en la diócesis de Palencia (España).

Todos ellos, al igual que los primeros y el resto de los obispos agustinos, bien preparados en su mente y corazón, a ejemplo del Águila de Hipona, san Agustín, obispo y doctor de la Iglesia.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter