(22 marzo 1941 † 13 julio 2022)

P. Saturnino Crespo Crespo, OSA

Izagre es uno de los municipios leoneses limítrofes con la provincia de Valladolid en la comarca de Tierra de Campos. Su proximidad a Mayorga, ya en la provincia de Valladolid, en la que los agustinos de la antigua Provincia de Castilla mantuvieron la escuela apostólica durante 19 años (1948-1967), hizo de este municipio semillero de agustinos. Siete han sido los que a lo largo de aquellos años pasaron por aquella escuela y dando en ella sus primeros pasos en el camino agustiniano. Dos de ellos no llegaron muy lejos, pero todos los demás han llegando hasta el fin fieles a su profesión religiosa, unos y a su sacerdocio, otros. El último en llegar a la meta ha sido el P. Saturnino Crespo Crespo. Aún queda el P. Juan Manuel Paniagua Miguélez, miembro de la comunidad agustiniana de Valencia, manteniendo en alto la antorcha agustiniana de Izagre, orgulloso también de haber dado a la Iglesia una mártir agustiniana en la hermana Esther Paniagua Alonso, asesinada en Argel (Argelia) el 24 de octubre de1994 y beatificada el 8 de diciembre de 2018 por el Papa Francisco con otros 17 hermanos/as, victimas de la violencia en aquel país.

 

El P. Saturnino nació en el seno de una familia humilde, trabajadora, campesina y profundamente religiosa, compuesta de cinco miembros, el 22 de marzo de 1941. Su proximidad a la escuela apostólica agustiniana de Mayorga (Valladolid) y la presencia en ella de algunos niños del pueblo -algunos, familiares- hizo que a la temprana edad de 11 años (1952) ingresara en ella para cursar los cuatro años de Latín y Humanidades que concluyó en el seminario agustiniano Nuestra Señora de la Consolación de Guernica (Vizcaya) en 1956. En esta misma villa vizcaína prosiguió los cursos filosóficos hasta 1959. Siguiendo la normativa del plan de formación vigente, concluidos los estudios filosóficos, ingresó en el noviciado establecido entonces en el Seminario San Agustín de Calahorra (La Rioja) en el que, concluido el año de probación, emitió la profesión de votos simples o temporales el 22 de septiembre de 1960. El P. Saturnino, incorporado ya a la orden agustiniana, iniciaba el recorrido de 62 años de vida agustiniana dedicados al estudio, a la formación y en plena disponibilidad a lo que sus legítimos superiores pidieron de él para servicio de la Iglesia en la Provincia y en la Orden.

 

Durante el periodo de formación teológica en el Seminario de Calahorra (1961-1964) emitió la Profesión de votos solemnes (22 de septiembre de 1963), recibió las órdenes menores o ministerios y el orden del Diaconado (15/03/1964) de manos del Obispo diocesano Mons. Abilio del Campo y de la Bárcena. Por no tener la edad requerida por el entonces vigente Código de Derecho Canónico para recibir el orden del Presbiterado, hubo de esperar hasta el 27 de septiembre de 1964 para ser ordenado sacerdote de manos de Mons. Juan Ricote Alonso en Madrid.

 

Concluida su formación institucional, inició la profesional en la Universidad Pontificia de Salamanca donde obtuvo en 1967 la licenciatura en Lenguas clásicas. Pasó ese mismo año a formar parte de la comunidad de formación de la escuela apostólica de Mayorga (Valladolid), trasladándose con la misma en 1867 a la nueva residencia del Colegio Nuestra Madre del Buen Consejo en León. Asumió en esta nueva residencia en la que permaneció hasta 1977 los cargos de vicerrector y ecónomo de la misma (1971-73). En 1977 asume la Dirección del Colegio-Cooperativa San Agustín de Calahorra (La Rioja) y que ejerció hasta 1989. Conjugó la dirección del centro educativo con la docencia incluso en el Colegio de MM. Teresianas de la misma ciudad. En el cuatrienio 1989-93 ejerció la docencia en el Colegio Santo Tomás de Villanueva de Valencia, a la vez ocupó los cargos de Prior de la comunidad y subdirector del centro educativo. En el Capítulo provincial de 1993 fue nombrado director del Colegio Nuestra Madre del Buen Consejo de León y por primera vez asume el cargo de Consejero provincial. Es en 1997 cuando se incorpora a las tareas de la dirección provincial fijando su residencia en Madrid y ejerciendo como consejero y ecónomo provincial durante varios cuatrienios (1997-2018. Por su preparación académica, fue profesor en su especialidad en el Centro Teológico San Agustín de Los Negrales en el cuatrienio 2005-09. Fue también en este tiempo cuando su salud se comenzó a deteriorar teniendo que ser sometido a una intervención cardíaca que afectó gravemente a su capacidad laboral. En 2018 pasó a formar parte de la comunidad del Complejo Fray Luis de León de Guadarrama, y fue nombrado secretario provincial hasta la incorporación definitiva a la nueva Provincia San Juan de Sahagún. En 2020 recibió el oficio de su último destino: a la comunidad del Colegio San Agustín de Calahorra (La Rioja) como ecónomo de la misma.

 

Aunque su espíritu se mantenía fuerte, su cada vez más tocada naturaleza se iba debilitando. Las visitas al centro hospitalario eran cada vez más frecuentes y menos efectivas. Síntomas de artrosis en rodilla, primero, en cadera, después y finalmente estrangulamiento de vértebras lumbares hicieron que su último medio de locomoción fuera un andador que pudo disfrutar por muy poco tiempo. En la mañana del día 13 de julio de 2022 cuando se disponía a realizar una cita médica en el hospital para ser reconocido en un electrocardiograma, su corazón dejo de latir. Un infarto lo había paralizado definitivamente.

Descanso en paz.

P. Antonio Velasco, OSA.

09. Saturnino Crespo

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter