ACTUALIDAD

Profesión en Madrid de Votos Solemnes y renovación de Votos Temporales en la Orden de San Agustín

El sábado 9 de octubre ha tenido lugar en la capilla del Colegio San Agustín de Madrid, la profesión de los Votos Solemnes en la Orden de San Agustín de Fr. Mar Lou Conrad Sto. Domingo, religioso filipino del Vicariato de Oriente y Fr. Pedro Miguel Santos, religioso portugués de la Provincia de san Juan de Sahagún.

Comparte

En la misma ceremonia, los profesos de votos temporales Fr. Achille Banga y Fr. Joseph Wasia, del Vicariato San Alipio, de la Orden de San Agustín del Congo (África), residentes en la comunidad de Formación-Profesorio de Valladolid, donde van a realizar los estudios de Teología, renovaron por un año los votos de pobreza, castidad y obediencia.

Actualmente Fr. Mar Lou vive en el Real Colegio Seminario de los PP. Agustinos de Valladolid y ha comenzado a realizar los cursos para la Licenciatura en Teología Fundamental en el Estudio Teológico Agustiniano. Por su parte, Fr. Pedro Miguel está destinado en la Comunidad del Colegio San Agustín de Sevilla, donde ejerce la docencia.

La celebración eucarística tuvo lugar a las 17:30 horas y fue presidida por el Prior Provincial de la Provincia de san Juan de Sahagún, P. Domingo Amigo, a quien acompañaban unos 50 agustinos sacerdotes, y un grupo de familiares y amigos llegados desde Portugal y Sevilla.

En su homilía, el P. Domingo recordó a todos los presentes que para seguir a Jesús es preciso renunciar a todo lo que impida ser sus discípulos, y que, para el cristiano, seguir a Jesucristo y vivir unido a él aparece como la auténtica sabiduría y como el valor máximo en el camino que lleva a la felicidad. Asimismo, indicó que los religiosos, al profesar los consejos evangélicos, se unen más intensamente a Cristo, confirmando la consagración bautismal y expresándola con mayor plenitud.

A los hermanos que emitían los votos solemnes, y a los que iban a renovarlos, les señaló que el voto de castidad muestra la entrega a Dios con un corazón indiviso; el de pobreza manifiesta que Dios es la única riqueza verdadera del hombre, lo que implica vivir según el estilo de Jesús; y el de obediencia expresa la confianza filial en el Padre, de cuya voluntad se hace depender la propia libertad en un acto de caridad.

Al final de la ceremonia, Fr. Pedro Miguel dijo unas palabras, en español y portugués, agradeciendo en nombre de sus compañeros a todas las personas que, a lo largo de sus vidas, les han acompañado en el proceso de su fe y de su vocación religiosa agustiniana. Pidió a todos los presentes en el templo y a los que habían seguido la ceremonia por YouTube, que sigan rezando por ellos para que vivan fielmente y felizmente la vida religiosa en la Orden de San Agustín.

Una vez concluida la Misa, se pasó al patio del colegio para compartir un pequeño ágape fraterno como signo de gratitud a Dios por el don de la vida y de la vocación religiosa de estos jóvenes en la Orden de San Agustín y al servicio de la Iglesia. Un reconocimiento y mención especial a la Comunidad del Colegio San Agustín de Madrid por albergar este evento agustiniano.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter