ACTUALIDAD

Religiosos agustinos festejan las Bodas de oro y plata de su profesión de votos simples

El sábado 10 de julio, a las 20:00 horas, la capilla del Colegio San Agustín de Madrid ha acogido la celebración de las bodas de oro y plata de profesión simple de los religiosos agustinos de la Provincia de San Juan de Sahagún de España.

Comparte

El año pasado, debido a la pandemia, no se pudo llevar a cabo esta celebración, la misma que, en ocasiones anteriores, era organizada por cada una de las provincias agustinas españolas siguiendo diferentes criterios. A partir de la unión de las provincias en el 2019, cada año se festejará a los hermanos que cumplan los 25 y 50 años de profesión de los votos simples.

El sábado 10 de julio, a las 20:00 horas, la capilla del Colegio San Agustín de Madrid ha acogido la celebración.

El obispo de Palencia. Mons. Manuel Herrero, presidió la Eucaristía, acompañado por los homenajeados y por hermanos de la Provincia que se quisieron unir, de forma presencial, a la festividad. En la citada ceremonia, los protagonistas de la misma renovaron los votos religiosos de pobreza, castidad y obediencia.

En su homilía, Mons. Manuel Herrero se refirió a cada uno de los hermanos como una bendición y un regalo para el resto. Profundizó en la importancia de la fraternidad y de la vida en comunidad, como parte de la misión propia de los religiosos agustinos.

Al final de la celebración, el P. Hilario Conde, OSA, habló en representación de los que celebraban las bodas de plata y el P. Juan José Cosío, OSA, de los que celebraban las bodas de oro. Dieron las gracias a quienes los acompañaron durante los años de discernimiento vocacional y a los que les formaron en sus primeros años como religiosos. También tuvieron palabras de cariño para los hermanos de comunidad y para aquellos con quienes han compartido misión durante estos años.

El Prior Provincial, P. Domingo Amigo, OSA, dijo que este aniversario es un motivo de alegría y agradeció a los religiosos su fidelidad al carisma. Subrayó también el modelo de perseverancia que constituyen para los agustinos más jóvenes que comienzan su etapa como miembros de la Orden de San Agustín.

Una vez concluida la eucaristía, el Prior Provincial entregó a cada uno de los homenajeados una medalla de oro con una imagen de Nuestra Señora del Buen Consejo. Seguidamente, todos juntos cenaron en el patio del Colegio San Agustín.

Cumplir las bodas de oro o plata de los votos es un motivo de celebración, tanto para los protagonistas, como para los hermanos que los han acompañado a lo largo de estos años. Por eso, el día 10 de julio, acudieron agustinos de distintas comunidades de España (Bilbao, Cádiz, Castellón, Madrid, Sevilla, Valencia y Zaragoza) y también de Brasil, que no quisieron perderse el día de fiesta.

La historia de una vocación es un proceso con hitos relevantes, que indican un paso adelante en el compromiso. Dos de estos momentos importantes son la profesión de los votos simples o temporales, y la de los votos solemnes, que señalan la consagración a Dios en la Orden de San Agustin, una circunstancia que merece la pena ser recordada y actualizada.

También te puede interesar

Suscríbete a nuestra Newsletter