ACTUALIDAD

Retos de la presencia y misión de los agustinos en Brasil

El P. Rafael de la Torre, OSA, es natural de Abarca de Campos (Palencia), aunque su corazón es actualmente más brasileño que español.

Comparte

Después de una primera etapa como profesor de Teología en la Casa de Formación de Los Agustinos en los Negrales (Madrid) y de trabajo pastoral en varias parroquias encomendadas a los agustinos en la Archidiócesis de Madrid, el P. Rafael sintió que Dios le llamaba a salir de su tierra e ir a Brasil, país donde ha vivido los últimos veinticinco años.

“Insistí mucho al Provincial en que quería abrirme a otros horizontes. Finalmente me permitió marcharme, aunque durante unos años compatibilicé mi misión allí con las clases de Trinidad y Cristología en España”, explica.

El P. Rafael de la Torre, OSA, es natural de Abarca de Campos (Palencia), aunque su corazón es actualmente más brasileño que español.

La presencia de la Orden de San Agustín en Brasil ha vivido cambios profundos en los últimos años con la creación de dos provincias. Una de ellas, a la que pertenece el P. Rafael de la Torre, y que se llama Provincia Agustina de Santa Mónica, ha surgido de la unión de tres circunscripciones de la Orden que ya estaban en Brasil: Delegación de la Provincia de Malta, Vicariato de la Provincia de Castilla y Vicariato del Santísimo Nombre de Jesús de España. El 14 de septiembre, Día de Exaltación de la Santa Cruz, se han cumplido ocho años de la erección de la citada Provincia. La otra Provincia de la Orden de San Agustín en Brasil es la Provincia de la Consolación, integrada por los religiosos del Vicariato Matritense que había en Brasil.

La Provincia de Santa Mónica está formada actualmente por cerca de cuarenta religiosos agustinos que atienden nueve parroquias, 2 colegios, dos casas de formación y la obra social vinculada a la Orden de San Agustín.

En estos momentos el P. Rafael de la Torre, OSA, es párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en Goiania, capital del estado de Goiás (Brasil).

Entre los retos a los que se enfrentan los religiosos agustinos en Brasil destaca el P. Rafael la “revitalización del carisma y de la espiritualidad agustiniana en todas las obras y tareas apostólica que desempeñan”. Y añade que es fundamental asegurar una buena formación de los jóvenes que se plantean vivir su vocación como agustinos: “Debemos contagiar a los jóvenes brasileños el amor de San Agustín por la Iglesia, viviendo la plenitud del carisma agustiniano en nuestras comunidades”.

Junto a este importante reto, el día a día del P. Rafael transcurre pendiente de las necesidades de la parroquia. Y en este sentido explica que su labor en esta comunidad es muy enriquecedora. “Disfruto mucho con la participación de los laicos en la vida de la parroquia y en la pastoral que desarrollamos. El cariño y la calidez que recibo de ellos es muy gratificante para mí”.

De vacaciones en España, este religioso agustino volverá a Brasil en unos días, para continuar con su misión en este país tan vinculado a la historia de la nueva Provincia de San Juan de Sahagún de España.

Suscríbete a nuestra Newsletter