ACTUALIDAD

El acto tuvo lugar el pasado 29 de septiembre

Mons. Miguel de Olaortúa fue obispo de Iquitos, en Perú, donde falleció el 1 de noviembre de 2019

Comparte

Esta distinción, concedida por el ayuntamiento de la ciudad reconoce el trabajo y la entrega de Mons. Miguel de Olaortúa tanto desde el Colegio que los Agustinos dirigen en Zaragoza, como desde la Parroquia Santa Rita.

Entre los momentos más destacados en su trayectoria vital señalamos el año 1990, momento en el que finaliza en Roma los estudios de Licenciatura en Ciencias de la Educación, en la especialidad de Pastoral Juvenil y Catequética y es destinado a la comunidad agustina de Zaragoza, encargada del Colegio San Agustín y de la Parroquia de Santa Rita.

El Ayuntamiento de Zaragoza a hombrado hijo adoptivo de Zaragoza a Mons. Miguel Olaortúa, que murió en Iquitos el 1 de noviembre de 2019.

A dicha ciudad llega, el entonces todavía P. Miguel, conocido comúnmente como P. Michel, con 27 años de edad, lleno de plenitud y juventud para trabajar en ambas instituciones. Son 21 años los que pasa al lado de los niños, de los jóvenes, y de las familias aragonesas que tienen la gracia de contar con su cercanía, entrega, capacidad de trabajo, de organización, en definitiva, del amor de un religioso agustino que es vasco de nacimiento, pero mañico de adopción.

En el año 2011 el Papa le llama para ser Obispo del Vicariato Apostólico de Iquitos, en la Amazonía peruana, y él acepta, con dolor, por tener que dejar al Ebro y a la Virgen del Pilar, pero sabiendo que va al encuentro del río Amazonas y de la Virgen de Loreto, sus nuevas referencias en la tarea pastoral con el pueblo loretano para la que ha sido nombrado.

Por la dedicación y el trabajo realizado con tantas generaciones de zaragozanos, en los ámbitos educativos, culturales y religiosos, el ayuntamiento le ha nombrado Hijo adoptivo de la ciudad de Zaragoza a título póstumo, una noticia que celebra la Provincia de San Juan de Sahagún de España.

Suscríbete a nuestra Newsletter