Misiones

La actividad misionera, que fluye “de la misma naturaleza íntima de la Iglesia”, es “la manifestación o epifanía del plan de Dios y su realización en el mundo y en su historia, en la que Dios, por medio de la misión, perfecciona abiertamente la historia de la salvación”.

Puesto que esta actividad nos corresponde también por razón de la naturaleza e historia de la Orden, es menester que nuestras Circunscripciones procuren asumir misiones o al menos colaboren en ellas con otra Circunscripción.

Es esencial a la actividad misionera no sólo “la evangelización y la plantación de la Iglesia en los pueblos o grupos humanos en los que no ha arraigado todavía”, sino también la ayuda a “las Iglesias, fundadas hace ya tiempo, que se hallan en cierto estado de retroceso o debilidad”. Nuestra actividad misionera debe responder a las exigencias de la inculturación. Los temas específicos de inculturación, a saber, la encarnación del evangelio y de la vida consagrada, la adaptación de nuestra espiritualidad y apostolado, el modo de ejercer la autoridad y de orientar la formación, el uso de los recursos y bienes materiales, deben ser parte integrante de nuestro talante misionero. En consecuencia, debemos respetar todas las culturas, promoviendo un auténtico diálogo y una colaboración sincera con ellas.

(Const. n. 167-168)

La Federación, en colaboración con las agustinas, edita una Hoja Informativa sobre las Misiones Agustinianas.

Así mismo, la Orden mantiene una importante presencia misionera repartida por el mundo.

Misiones en el mundo

Desde hace más de un siglo los agustinos filipinos trabajan en las misiones del Vicariato de Iquitos bañadas por los ríos Amazonas, Marañón y sus grandes afluentes en el noreste del Perú.

Penetrando en la selva han establecido puestos de misión a lo largo de los ríos, levantado templos, construido escuelas y llevado adelante diversos proyectos de promoción social de los pueblos indígenas (cocamas, aguarunas, jíbaros, yagüas…).

Hoy se atienden numerosas comunidades cristianas, colegios, escuelas parroquiales y de capacitación profesional, el prestigioso Centro de Estudios Teológicos de la Amazonía (CETA) y la emisora de radio “La voz de la Selva”.

Resumen estadístico:

  • 8 Parroquias: San Agustín (Iquitos), Ntra. Sra. de la Salud (Iquitos), San Juan Bautista (Iquitos), Ntra. Sra. de Fátima (Iquitos), Santo Cristo de Bagazán (Iquitos), Inmaculada (Iquitos), Ntra. Sra. de Loreto (Nauta) y Santa Rita (Santa de Castilla).
  • 2 Colegios: San Agustín (Iquitos) y Ntra. Sra. de la Salud (Iquitos).
  • 5 Escuelas parroquiales
  • 2 emisoras de radio: “La Voz de la Selva” (Iquitos) y “Ucamara” (Nauta).
  • 1 centro de aspirantado (Iquitos).
  • 1 centro de estudios teológicos de la Amazonía.
  • 1 casa procuración (Lima).

En 1976 llegaron los primeros misioneros a este país de la costa swahili en el Africa Oriental. Se hicieron cargo de la parroquia de Mahanje al suroeste del país en la diócesis de Songea. Desde ahí se atienden también otras tres comunidades cristianas en los pueblos de Madaba, Mkongotema y Rutukira, en una extensión de 37 kms con una población de unos 10 mil habitantes.

En 1996 se inauguró una Casa-Seminario en Morogoro, población cercana a la capital, Dar-Es-Salaam. Ahí se recibió posteriormente la parroquia de la Inmaculada Concepción de Mavurunza con sus kigangos filiales (Temboni, Matosa, Nzasa y Tagaste). En todos ellos se están levantado nuevos templos y dotándolos de escuelas infantiles (Chekecheas). También se ha comprado un terreno para construir allí un colegio.
Recientemente los agustinos han asumido la nueva parroquia de San Agustín de la diócesis de Mwanza en el norte del país, a orillas del lago Victoria.

Resumen estadístico:

  • 3 parroquias: Mahanje, Inmaculada Concepción (Mavurunza) y San Agustín (Mwanza).
  • 1 preseminario (Mahanje).
  • 1 centro de aspirantado y 1 profesorio (Morogoro).

Tras una larga historia misionera entre los siglos XVI-XIX, de la que fueron artífices los agustinos portugueses, la Provincia de Filipinas reestablece la presencia agustiniana en India en los años 60, inaugurando un seminario en la ciudad de Cochin en 1986.

En este mismo estado de Kerala asumen en 1994 la parroquia de María Reina de la ciudad de Aluva y abren aquí una nueva casa-seminario.

En los últimos años la Delegación de la India se ha hecho cargo de la parroquia de Santo Tomás de Calicut y de un colegio en la localidad de Pollachi en el vecino estado de Tamil Nadu.

Resumen estadístico:

  • 2 parroquias: María Reina (Aluva) y Santo Tomás (Thalapuzha)
  • 1 templo: San Antonio (Edacochin).
  • 1 preseminario (Edacochin).
  • 1 centro de aspirantado, 1 noviciado y 1 profesorio (Aluva).
  • 1 colegio (Pollachi).

Con la llegada de Fray Andrés de Urdaneta y 4 agustinos más en 1565, se fundó en Cebú el 28 de mayo el primer convento de la Provincia bajo la advocación del Santo Niño. De aquí partió la tarea de evangelización hacia el resto del archipiélago filipino, hacia el Celeste Imperio y hacia la Tierra del Sol Naciente.

En 1571 se funda en Manila el Convento de la Conversión de San Pablo –llamado luego Convento de San Agustín–considerado como la Cabeza de la Provincia y Casa Capitular hasta 1901.

Cuatro años más tarde, en 1575, los agustinos PP. Martín de Rada y Juan Marín viajan a China, siendo los primeros españoles que llegaban a aquellas tierras.

La labor evangelizadora daría sus frutos ya que en 1984 nacería la nueva Provincia del Santo Niño de Cebú, a la que se entregan todas nuestras casas en aquél archipiélago, excepto el Convento San Agustín de Manila y el Colegio San Agustín de Makati.

Hasta hoy, más de 3.000 agustinos han desarrollado una inmensa labor misionera, cultural y social en Extremo Oriente.

Resumen estadístico:

  • 1 parroquia: San Agustín (Manila).
  • 1 templo católico en China.
  • 1 centro de aspirantado, 1 noviciado y 1 profesorio (Manila).
  • 1 museo: San Agustín (Manila).
  • 1 colegio: San Agustín (Makati).

La Misión de Tolé está situada en el distrito del mismo nombre, el más oriental de los doce que componen la provincia de Chiriquí (Panamá). El distrito abarca un territorio de 1.319 km2 y tiene una población de 42.000 habitantes, de los cuales las dos terceras partes son indígenas gnöbe (guaymíes) y mestizos. La mayoría de esta población se halla dispersa en pequeños asentamientos, a los que sólo es posible llegar a pie o a caballo, atravesando ríos o quebradas, por senderos empinados de montaña, y gran parte del año difícilmente transitables.

A finales de 1968 tres obispos entre cuyas diócesis se repartía una extensa región habitada por indígenas guaymíes-gnöbe y campesinos, ofrecieron a nuestros padres de Panamá la posibilidad de hacerse cargo de una parte de la citada región con categoría de misión. El 8 de febrero de 1970, el P. Julio de la Calle tomaba posesión de la misión; el 15 de octubre de este mismo año se incorporaba el P. Francisco Galende y un año más tarde llegaba el tercer miembro del equipo, el P. Francisco Iturbe,

La misión tiene su sede principal en el Centro Misionero “Jesús Obrero” (CMJO), situado en Tolé. Dependiente de él existe un subcentro misional en Llano Ñopo, en el corazón de la reserva indígena, a unas ocho horas a caballo (unos 30 Km) del Centro Misional.

Resumen estadístico:

  • 1 Centro de Cursillos y Promoción humana.
  • Más de cuarenta capillas para otras tantas comunidades.
  • 13 salones de reuniones y para programas de Promoción de la mujer.
  • 1 gran salón parroquial, anexo a la iglesia de Tolé.
  • 2 «Hogares Guaymí» en Tolé y en Llano Ñopo (casas-dormitorio).
  • 2 residencias para estudiantes: Residencia San Agustín en el Centro Misional de Tolé.y Residencia P. Moisés en Llano Ñopo.
  • 1 residencia para la comunidad en el Centro Misional.
  • 1 comedor escolar en Llano Ñopo
  • 1 biblioteca en Llano Ñopo.

El manual de la Prelatura empieza diciendo: “Queremos ser una Iglesia que anuncia la Buena Nueva del Evangelio  de forma alegre, humilde y entusiasta, en esta realidad compleja y desafiante”.

La Prelatura fue fundada en 1970 y está  situada en la región pre-amazónica del Brasil, tiene una extensíón de 150 mil kilómetros cuadrados y hay en ella varios pueblos indígenas, labradores sin tierra y grandes latifundios, No tiene más de 150 mil habitantes.La Prelatura fue  entregada al cuidado de los Claretianos españoles de la Provincia de Aragón, siendo su primer obispo durante 40 años Don Pedro Casaldáliga. Actualmente el obispo es Don Adriano. Los agustinos llegamos a la Prelatura en 1980.

Nacida despues del Vaticano II, la Prelatura  quiso ser desde el principio una Iglesia comprometida con los desafios de la realidad, respondiendo al modelo de Iglesia propuesto por el Concilio y posteriormente concretizado por las Conferencias Episcopales Latinoamericas: Medellin, Puebla, Santo Domingo, Aparecida.

Los tres desafios más grandes de la región son: La lucha por la tierra; la población de los pueblos indígenas y la preservación  del medio ambiente. Las pastorales que enfrentan estos problemas son la CPT (Comisión Pastoral de la Tierra); el CIMI (Consejo Indigenista Misionero) y varias ONGs comprometidas con el medio ambiente, entre ellas ANSA (Asociación Nuestra Señora de la Asunción) brazo social de la Prelatura.

Desde el principio la Prelatura se organizó en pequeñas Comunidades Eclesiales y equipos pastorales. Las ideas que han orientado el  trabajo pastoral son:

  • Fe y Vida caminando juntas, mística y compromiso.
  • Liturgia inculturada.
  • Espiritualidad libertadora.
  • Iglesia Pueblo de Dios: protagonismo de los laicos y laicas, nuevos ministerios, formación de lideres, Ministros de la Palabra y otros servicios.
  • Estudio de la Biblia: la Palabra de Dios como iluminadora de la realidad y fuente de compromiso. Es una Iglesia de mártires.
  • Respeto a las culturas autoctonas y dialogo inter-religioso.
  • Apoyo a las organizaciones populares: sindicatos, asociaciones, “pastoral de los niños” alternativas para los jóvenes, defensa de la mujer, etc.

AGUSTINOS

¿Qué hacemos?

Educación

Fomentamos valores universales como el respeto, la igualdad, la libertad, la paz, la ecología, la participación, la solidaridad y la convivencia.

Pastoral

Toda la acción pastoral de la Federación tiene como objetivo dar respuesta a los desafíos de la nueva evangelización, desde la propia identidad agustiniana.

Obras Sociales
y ONG

Buscamos dar testimonio de la opción preferencial por los pobres, imitando a Cristo y solidarizándonos con los que sufren la pobreza material y se ven obligados a vivir al margen de la sociedad.

Misiones

La actividad misionera, que fluye “de la misma naturaleza íntima de la Iglesia”, es “la manifestación o epifanía del plan de Dios y su realización en el mundo y en su historia, en la que Dios, perfecciona la historia de la salvación”.

Cultura

Tenemos la obligación de hacer una Iglesia intelectualmente habitable, en la que cultura y religión sean complementarias. El diálogo fe-cultura debe ser un diálogo entre iguales, respetuoso y cooperativo.

Suscríbete a nuestra Newsletter