Parroquias e iglesias

A lo largo de su historia la Orden ha buscado responder con entusiasmo a la perenne invitación de Jesús a proclamar el Evangelio hasta los confines de la tierra (cf. Mt 28,18-19).

La misión de la Iglesia nos convoca a responder a los desafíos de una “nueva evangelización”, a la que la Orden se esfuerza en responder con dedicación y presteza.

Ejérzase el ministerio pastoral con incansable celo apostólico en las iglesias, santuarios, centros de espiritualidad, parroquias y en todos los servicios que nos pida la Iglesia. La actividad pastoral se llevará a cabo siguiendo las directrices de la Iglesia local y aportando la riqueza de la espiritualidad agustiniana, ofreciendo a los fieles el testimonio de nuestra vida común. Nuestra vida y presencia pastoral deben tener un claro estilo agustiniano, caracterizado por la reflexión común y compartida de la Palabra de Dios y su aplicación al mundo actual. (Const. n. 150-151)

El servicio a las iglesias locales es uno de los pilares del carisma agustiniano.

Por eso, en todos los lugares con presencia de los miembros de la Federación, se han edificado iglesias para atender las necesidades de evangelización, pastorales y humanas de las comunidades. La mayor parte son actualmente parroquias y están integradas con las diócesis a las que pertenecen.

Suscríbete a nuestra Newsletter