Parroquia Santa Rita, Bayamón

Parroquia Santa Rita, Bayamón

Está ubicada esta parroquia en la Urbanización Sta. Juanita, que es una urbanización enormemente grande, compuesta por doce secciones, cada una de las cuales equivale ya a una sola urbanización corriente. Fue fundada esta parroquia en 1967, desgajada de la Parroquia San Agustín, Lomas Verdes. Se ha nutrido siempre de gente proveniente del interior de la Isla de Puerto Rico, especialmente de los pueblos de la Montaña: Barranquitas, Naranjito, Comerío, Corozal, Orocovis… Es, generalmente, gente muy religiosa y sana.

La Parroquia Sta. Rita no abarca todas las doce secciones de la urbanización, pero sí desde parte de la sexta. A ellas hay que añadir el Bo. Minillas, que ya es montaña propiamente hablando. Es, por tanto, una parroquia muy grande en extensión territorial y en habitantes, cuya población calculamos en más de treinta mil almas, en la que prevalecen los adultos y una parte creciente de la tercera edad. Los jóvenes también se dejan sentir por su número y por su participación en la vida de la Iglesia. Es una parroquia bien organizada y con muchos movimientos y grupos apostólicos, que dan vida a todas las actividades parroquiales.

Los fines de semana celebramos ocho misas entre la iglesia parroquial y las tres capillas de El Carmen, San José (Minillas) y Sagrado Corazón. Suelen estar bien concurridas y animadas, igual que otras actividades y celebraciones religiosas en días de semana, como el primer viernes de mes con la exposición y adoración eucarística durante todo el día, las Cuarenta Horas, una vez al año, y, por supuesto, las posadas y misas de aguinaldo en Adviento, como preparación para la Navidad y la Cuaresma.

Siguiendo el ideario y la espiritualidad agustinianos de fomentar la comunidad, nos esforzamos por formar un Consejo Parroquial, que coordina, organiza, promueve y anima todas las actividades parroquiales. Haciéndonos eco del llamado de nuestros pastores obispos a emprender una nueva evangelización, que lleve el mensaje evangélico de salvación a todos los hombres, organizamos unas misiones parroquiales en dos períodos durante el año, uno en el tiempo de la Cuaresma y otro en los meses de octubre y noviembre. Eso es también el eco del llamado de nuestro Santo Padre el Papa Francisco de ir a la calle a predicar la Buena Noticia.

A pesar de todo eso, no descuidamos la atención a los enfermos, la catequesis de niños y de jóvenes, con una pascua juvenil e infantil muy animadas. También de vez en cuando celebramos vigilias de alabanza y adoración a Dios. Y, como debe ser siempre en todo fiel y buen cristiano, no podíamos descuidar la caridad, que atendemos con el buen trabajo de nuestro Comité de Justicia y Paz, necesario en las circunstancias económicas en que nos encontramos. Unido a esto va la gran campaña de Unidos contra el Hambre, realizada en la Cuaresma.

Después de todo esto hemos de reconocer que la pastoral vocacional necesita una mayor atención por nuestra parte.

Un proyecto y actividad sobresalientes de toda la Parroquia ha sido y sigue siendo la construcción de un gran salón parroquial, que esperamos esté terminado en poco tiempo y de ese modo podamos subvenir a las necesidades de local para los grupos parroquiales. También tenemos instalados en la iglesia parroquial dos proyectores y dos pantallas, para ayudar a la animación de nuestras celebraciones litúrgicas, sobre todo de los niños.

Conocer más

    • Categories: Parroquia
    • Tags: Puerto Rico